Viernes, 29 de agosto de 2014

El vicepresidente venezolano, Nicolás Maduro (i), y el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello (d), participan en una manifestación por el aniversario 24 del estallido social conocido como 'El Caracazo' el pasado 27 de febrero. EFE

| 2013/03/06 00:00

Muere Chávez y arranca la campaña

¿Por qué el día del fallecimiento de su líder, el vicepresidente de Venezuela dijo lo "atacaron" con la enfermedad que lo venció?

Quien tiene la información, tiene el poder. La vieja frase cobra una enorme vigencia en el panorama político venezolano. Con el fallecimiento del presidente Hugo Chávez Frías se viene ahora una vertiginosa y emotiva campaña electoral en la que el peso de su figura jugará un papel fundamental. Está claro que este martes murió Chávez pero nació el chavismo.

De la manera como sus seguidores actúen ahora dependerá su continuidad en el poder. Por eso, sorprende la coincidencia entre la insólita acusación del vicepresidente, Nicolás Maduro, quien, palabras más palabras menos, dijo que la oposición había “atacado” a Chávez con el cáncer y su fallecimiento.

Maduro será el candidato oficialista. Mientras en la otra orilla estará Henrique Capriles, quien anoche mismo era acusado por leales seguidores de Chávez de haberle causado la muerte. En una democracia normal esta situación sería una broma de mal gusto. En la Venezuela de estos años es un hecho “normal” que se enmarca dentro de su delirante día a día: a Chávez le da cáncer, se va a otro país a curarse, retorna y él mismo informa, como si nada, que ya sanó, vuelve y se somete a una ardua campaña electoral, gana y otra vez y recae, de nuevo se marcha y nadie vuelve a verlo, se posesiona sin asistir, aparece en unas fotos sonriente, regresa a la medianoche a Caracas en un vuelo secreto, corren los rumores de que ya está muerto, otros dicen que de La Habana trajeron un cadáver y, finalmente, Maduro dice que falleció.

Pero eso sí, el mismo día suelta la tremenda acusación: “Los enemigos de la Patria, particularmente en EE. UU., han decidido activar planes para la desestabilización”. Y por eso, usaron un “ataque científico” que estuvo detrás de la enfermedad de Chávez. “No tenemos ninguna duda de que el comandante Chávez fue atacado con esta enfermedad. Tal como ocurrió con Yasser Arafat (...) Llegará el momento en el que se iniciará una investigación científica sobre la enfermedad del presidente Chávez”. ¿Entonces? ¿Lo mataron?

Su acusación fue hecha en la mañana de este martes. De inmediato, en las calles y en las redes sociales se inició un agrio debate entre quienes le creían a Maduro y los que consideraban que era una artimaña más de las sucesivas para no soltar el poder. Y prometió que horas después volvería a hablar mientras pedía unidad cívico-militar.

En la tarde, con voz quebrada, volvió a aparecer en televisión. El presidente Hugo Chávez, dijo, falleció este martes en Caracas a las 4:25 de la tarde. Dio la información rodeado de ministros del gabinete en una cadena de Radio y TV transmitida desde el vestíbulo del Hospital Militar de Caracas, donde se hallaba ingresado el presidente desde el 18 de febrero, día de su misterioso regreso. ¿Y ahora qué?, se preguntaban muchos en las calles. La Constitución prevé que al morir el mandatario asuma su lugar el presidente del Parlamento, Diosdado Cabello, quien debe convocar elecciones en el plazo de un mes, informó el Gobierno. Es decir, la campaña ya arrancó.

Se anunció que el cuerpo de Chávez fue trasladado a la Academia Militar de Venezuela. Y que se declararon siete días de duelo nacional. El mandatario será velado hasta el viernes, cuando se celebrará el funeral, según el ministro de Exteriores venezolano, Elías Jaua. Todo esto mientras muchos de sus seguidores, gritaban y lloraban en las calles.

Para algunos, Chávez ya estaba muerto y están utilizando su cadáver como propaganda política. Maduro califica de infame esta versión y dice que él y los miembros del alto comando político-militar, que se habían reunido por la mañana, acudieron al centro asistencial donde estaba Chávez en busca del parte médico correspondiente. Todo fue una coincidencia, explican.

Maduro cuenta que recibieron la información del deceso en compañía de las hijas del presidente, y cerca de una hora después la comunicaron al país. En su mensaje, y entre líneas, pidió el apoyo para él. Maduro clamó calma, paz y respeto. “Que no haya odios”, sino que predomine “el único sentimiento que anidó en el corazón del comandante Chávez, el amor”. Eso sí, ordenó el despliegue inmediato de las Fuerzas Militares y policiales para “proteger la paz del pueblo venezolano”.

“El respeto y la paz tienen que ir de la mano en este dolor inmenso de esta tragedia histórica que hoy toca a nuestra patria”, insistió  Maduro. Y dijo que “próximamente” se hará público el calendario de actos de “homenaje póstumo” al fallecido presidente, que seguramente será uno de los funerales más masivos de toda la historia de América Latina. Llegarán jefes de Estado, diplomáticos y millones de personas se echarán a las calles, llorando a su amado líder. Esos mismos ciudadanos después deberán ir a las urnas y elegir entre Maduro y Capriles. El primero llega con la ventaja de que maneja mucha información y mucho poder. Así, mientras pide que voten por él, denuncia que a Chávez lo “atacaron” con cáncer y que fue la oposición, como lo dijo en este histórico martes.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×