Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2016/10/15 00:00

Lagrimas por el rey

Quien crea que la gente vive inconforme en las monarquías nunca ha ido a Tailandia.

Lagrimas por el rey Foto: A.P.

Las expresiones populares de cariño y dolor el jueves por la muerte del rey Bhumibol Adulyadej a sus 88 años, el monarca más longevo del mundo, mostraron el amplio aprecio que tenía entre su gente. Tras siete décadas de reinado, los tailandeses veían al rey como una figura semidivina y paternalista. “Perdí a una de las personas más importantes de mi vida. Siento que no hice suficiente por él”, dijo un ciudadano frente al hospital en que murió el monarca, según contó la BBC. Los últimos días, cientos de tailandeses se vistieron de rosa, color de la buena salud en la tradición local, y de amarillo, color de la monarquía, y oraron en vano por la recuperación de su rey. Hoy los tailandeses se visten de negro, porque su ausencia abre un periodo de incertidumbre ante la impopularidad de su hijo y sucesor, el príncipe Maha Vajiralongkorn, de 64 años.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.