Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/10/2014 12:00:00 AM

Mujer hace firmar a su hijo un contrato para darle un iPhone

Consciente de la responsabilidad de que un niño tenga un smartphone, Janell Burley le hizo firmar un contrato a su hijo de 13 años.

Algunos de los regalos más pedidos por niños y jóvenes en navidad fueron las tabletas y los teléfonos celulares inteligentes. 

Ante la responsabilidad que acarrea que los niños usen estos aparatos, la escritora Janell Burley Hoffman decidió darle un iPhone a su hijo de 13 años pero haciéndolo firmar un contrato de 18 puntos, en caso de violar alguno se le quitaría el celular. Esto sucedió en la navidad de 2012, pero el listado de exigencias de esta madre no ha perdido vigencia.

Este es el contrato:

1. Este es mi iPhone. Yo lo compré. Yo lo pago. Yo te lo estoy prestando. ¿No soy la mejor?

2. Yo siempre conoceré la contraseña.

3. Si suena, contéstalo. Es un teléfono. Di hola, utiliza tus modales. Nunca ignores una llamada si la pantalla dice 'Mamá' o 'Papá'. Nunca jamás.

4. Entrégale el teléfono a uno de tus padres puntualmente a las 7:30 p.m. cada noche de escuela y cada noche de fin de semana a las 9:00 p.m. Será apagado durante la noche y prendido a las 7:30 a.m. Si no se hace una llamada a alguien a través de una línea terrestre, donde los padres contestan, entonces no hables ni envíes textos. Escucha esos instintos y respeta a otras familias como nosotros querríamos ser respetados.

5. No va a la escuela contigo. Mantén conversaciones con las personas a las que envías textos, en persona. Esa es una habilidad en la vida. *Medios días, viajes de campo y actividades extraescolares requieren consideración especial.

6. Si se cae al sanitario, golpea en el suelo, o se desvanece en el aire, tú serás responsable del costo de reemplazo o reparación. Corta algún césped, trabaja como niñero, ahorra algún dinero de tu cumpleaños. Ocurrirá, debes estar preparado.

7. No uses esta tecnología para mentir, embaucar o engañar a otro ser humano. No te involucres en conversaciones que sean hirientes para otros. Sé un buen amigo primero o quédate afuera del fuego cruzado.

8. No envíes textos o correos electrónicos, ni digas nada a través de este dispositivo que no dirías en persona.

9. No envíes textos, correos electrónicos, o digas nada a alguien, que no le dirías en voz alta frente a sus padres. Censúrate.

10. Sin pornografía. Busca en la red sólo información que tú compartirías abiertamente conmigo. Si tienes alguna pregunta sobre algo, pregúntale a una persona, de preferencia a mí o a tu padre.

11. Apágalo, siléncialo, guárdalo en público. Especialmente en un restaurante, en el cine, o mientras hablas con otro ser humano. Tú no eres una persona grosera, no dejes que el iPhone cambie eso.

12. No envíes o recibas fotografías de tus partes privadas o las partes privadas de alguien más. No te rías. Algún día estarás tentado a hacer esto, a pesar de tu inteligencia. Es riesgoso y podría arruinar tu vida adolescente, universitaria y adulta. Siempre es una mala idea. El ciberespacio es vasto y más poderoso que tú. Es muy difícil hacer desaparecer algo de esta magnitud, incluida una mala reputación.

13. No tomes millones de fotos y videos. No hay necesidad de documentarlo todo. Vive tus experiencias. Estarán guardadas en tu memoria para la eternidad.

14. Deja tu teléfono en casa algunas veces y siéntete seguro con esa decisión. El teléfono no está vivo ni es una extensión de tu persona. Aprende a vivir sin él. 

15. Baja música que sea nueva o clásica o diferente a millones de compañeros que escuchan exactamente las mismas cosas. Tu generación tiene acceso a la música como nunca antes en la historia. Toma ventaja de ese regalo. Expande tus horizontes.

16. Juega algún juego con palabras o rompecabezas de vez en cuando.

17. Mantén tus ojos al frente. Observa mientras el mundo ocurre alrededor de ti. Ve a través de la ventana. Escucha a los pájaros. Camina. Habla con algún extraño. Imagina sin “googlear”.

18. Te vas a confundir. Yo te voy a quitar el celular. Nos sentaremos a hablar sobre eso y vamos a empezar todo otra vez. Tú y yo estamos siempre aprendiendo. Yo estoy en tu equipo. Nosotros estamos en esto juntos.

Un año después de firmado el contrato la mujer escribió un artículo en el Huffington Post en el que indicaba que no había sido tarea fácil y que en varias ocasiones tuvo que quitarle el celular a su hijo, pero que eso sirvió para dialogar, madurar y aprender a negociar.

También asegura que al estar pendiente del uso del aparato aprendió más sobre tecnología y nuevas aplicaciones. Lo más importante es que cree que su hijo entendió que no puede sustituir la lectura de un libro o la conversación con un amigo, pero que estas cosas pueden coexistir al lado de la tecnología si se le da un buen uso a esta última.

Finalmente, Janell Burley dice que ahora el turno es para su hija quien ya está pidiendo un iPhone y su respectivo contrato.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.