Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2010/06/22 00:00

Mundial: Retiran cargos contra holandesas por mercadeo ilícito

Las mujeres estaban entre un grupo de más de 30 aficionadas de Holanda que llegaron la semana pasada al partido entre Holanda y Dinamarca vestidas con cortos vestidos anaranjados para hacerle propaganda a la cervecera Bavaria.

Mundial: Retiran cargos contra holandesas por mercadeo ilícito

Las autoridades sudafricanas retiraron los cargos contra dos holandesas acusadas de participar en una campaña de mercadeo de guerrilla en el Mundial.

Las mujeres estaban entre un grupo de más de 30 aficionadas de Holanda que llegaron la semana pasada al partido entre Holanda y Dinamarca en el estadio Soccer City ataviadas con cortos vestidos anaranjados pagadas por la compañía cervecera Bavaria.

Las mujeres fueron acusadas bajo una ley que contempla el mercadeo de guerrilla, cuando una compañía se beneficia de algún evento sin pagar derechos por promoverse.

El martes, las dos mujeres comparecieron brevemente en una corte de Johannesburgo y un fiscal les informó que los cargos había sido retirados.

La FIFA, cuyos patrocinadores tienen derechos exclusivos para anunciarse dentro del estadio, dijo el martes que llegó a un arreglo con Bavaria en el cual todas las partes convinieron desistir de cualquier acusación y no hacer nuevos pronunciamientos sobre el caso.

La FIFA dijo que Bavaria acordó respetar las políticas de mercadeo de la FIFA hasta el año 2022.

En un comunicado, las dos mujeres holandesas, Barbara Castelein y Mirte Nieuwpoort, dijeron que "estamos felices de regresar a casa y que esta situación se haya resuelto".

Bavaria les había pagado a las mujeres para viajar a Sudáfrica e hizo arreglos para que fueran al partido inicial de Holanda contra Dinamarca el 15 de junio.

Funcionarios de la FIFA advirtieron una pequeña etiqueta de "Bavaria" en los vestidos, que vieron que infringía los derechos de los socios oficiales y patrocinadores que pagaron millones de dólares para promoverse con exclusividad en las sedes mundialistas. Los vestidos habían estado disponibles en gasolineras de Holanda y los regalaban al comprar un paquete de cervezas.

El denominado mercadeo de guerrilla también le causó problemas a la cervecera Bavaria en el Mundial 2006 en Alemania, cuando le regaló pantalones tradicionales de la región de Bavaria de color naranja a aficionados para que los llevaran al estadio, lo cual desató la ira de la FIFA.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.