Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/14/2010 12:00:00 AM

Narcotráfico en México: Gaviria e Insulza dan sus puntos de vista

César Gaviria y José Miguel Insulza, durante un seminario internacional en Ciudad de México, analizaron la situación del narcotráfico en el país azteca. El primero, en el contexto colombiano, y el segundo, en el latinoamericano.

El ex presidente colombiano y ex secretario general de la OEA, César Gaviria, y el actual secretario de este mismo organismo, José Miguel Insulza, participaron este jueves en el seminario internacional ‘La oportunidad del bicentenario’, en Ciudad de México.
 
En el caso de Gaviria, este aseguró que la justicia y el poder político mexicanos están muy contaminados por el crimen organizado, y calificó como erróneo culpar de la mayoría de los problemas de corrupción únicamente a la Policía.
 
"Aquí, con absoluta seguridad, todos los estamentos de la justicia y del poder regional, del poder político, deben estar contaminados de narcotráfico porque esa es la realidad y eso es lo que nosotros hemos descubierto con nuestra justicia (la colombiana)", dijo Gaviria.
 
El ex mandatario recordó que "Colombia ha sido un país donde las autoridades han abusado de una manera extraordinaria", y donde las leyes y la Constitución se han violado "de manera sistemática".
 
Sin embargo, reconoció que en materia de justicia Colombia ha ido "mucho más lejos que México", lo que le ha permitido obtener buenos resultados en materia de seguridad aunque no vencer al narcotráfico.
 
"Tenemos una justicia penal mucho más eficiente. Allá meten a la cárcel a todo el mundo: a los gobernadores, a los alcaldes, a los ministros, a los narcotraficantes, a los paramilitares. Hay cuarenta parlamentarios en la cárcel", dijo.
 
"No es sólo por un tema militar, es también por un tema de justicia. Aquí en México creen que lo único que está corrompido es la Policía pero están totalmente equivocados", agregó.
 
No obstante, Gaviria dijo que el presidente de México, Felipe Calderón, no se equivocó en su estrategia de combate frontal contra la delincuencia organizada, una labor que encabeza el Ejército.
 
"Yo diría que el presidente tomó la decisión correcta, como la tuvo que tomar Colombia a fines de los ochenta. Con el narcotráfico, con los carteles fortaleciéndose todo el tiempo, no es posible convivir", sostuvo.
 
Reconoció que este combate es un "proceso (...) largo" en el cual el "sistema judicial mexicano no ha avanzado tanto como el colombiano".
 
"Los latinos somos dados a la sobresimplificación. Aquí piensan que el principal problema que tienen en el narcotráfico es la corrupción de la policía y yo soy escéptico en ese diagnóstico", añadió.
 
Además señaló que en México "hay muchas cosas en las que el país va a la dirección correcta pero no a la velocidad correcta".
 
Por su parte, José Miguel Insulza mencionó al crimen organizado como una de las tres grandes amenazas "desdemocratizadoras" para la Latinoamérica actual al lado de la desigualdad y la debilidad del Estado.
 
"Estamos más mal que antes. Y ese es un problema que debe ser enfrentado. Este nuevo problema de seguridad (...) es un tema político central, una amenaza a la política de la región, a sus posibilidades de desarrollo y el primer riesgo a la posibilidad de que utilice la oportunidad" de alcanzar un futuro mejor, añadió.
 
Insulza señaló que la situación es dispar en la región, con países con tasas altas de incidencia delictiva en Centroamérica y México, y otros como Chile, Argentina, Uruguay, Paraguay y Perú, donde esos indicadores son comparables a los de "países desarrollados en otras regiones del mundo", sentenció.
 
EFE
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1829

PORTADA

Gran encuesta presidencial

Vargas Lleras arranca fuerte, Petro está estancado, Fajardo tiene cómo crecer y los partidos tradicionales andan rezagados. Entre los uribistas, Ramos se ve fuerte. Y Santos tiene 35 por ciento de aceptación. Gran encuesta de Invamer para Caracol Televisión, Blu Radio y SEMANA.