Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/2/1982 12:00:00 AM

NEGOCIACIONES ENTRE RUINAS

Cómo lograr la salida decorosa de 8 mil combatientes palestinos

En medio del estruendo producido por cazas Israelíes que sobrevuelan a Beirut, arrojando cartuchos de plomo y bengalas en ruidosos simulacros de ataque, las negociaciones para hallar una salida política a la crisis desatada por la invasión israelí del 6 de junio, continuaba girando en torno a la cuestión del retiro de "todas las fuerzas extranjeras" del líbano.
Atrapados por las tropas judías, en un rincón de la zona oeste de la capital libanesa, Yasser Arafat y sus 8.000 guerrilleros --muchos de ellos entre los 9 y los 15 años--esperaban, según algunos observadores, una solución que les permitiese salir no deshonrosamente de ese reducto y detener el ataque masivo que el ejército de Begin-Sharon ha prometido desatar contra ellos, ataque en el que muy probablemente serían destruidos no sólo los restos de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), sino amplias secciones de la población civil palestina y libanesa de esa ciudad.
La decisión de la OLP de abandonar la ciudad había sido anunciada, en medio de una ola de declaraciones contradictorias. por Saeb Salam ex-primer ministro libanés de 77 años y de credo musulmán, quien hace de mediador--junto con Shafik Wazzan, primer ministro interino del Líbano- entre la OLP y Philip Habib enviado especial al Medio Oriente del gobierno norteamericano.
El, que no haya sido el propio Arafat quien haya mencionado la posibilidad de retiro de la OLP, ha hecho pensar a algunos observadores en Beirut que es, más bien, el gobierno libanés el que ha dejado correr esa idea. Además otras fuentes, igualmente responsables, han asegurado a dichos periodistas que no la OLP, sino el gobierno de Elías Sarkis es el que está considerando una evacuación palestina.
Tal tesis fue reforzada por el propio Arafat cuando declaró durante la visita que le hiciera el canciller cubano Isidoro Malmierca, el 23 de junio, lo siguiente: "Quien les dijo que queremos salir vivos de aqui"?. Que vengan a sacarnos.
De todas formas, dos planes para evacuar los 8.000 luchadores de la OLP han sido barajados por los negociadores. El primero, que parece haber sido rechazado por voceros de la OLP, por considerarlo humillante, consistía en el traslado de los guerrilleros por tierra hacia Siria, en caravana escoltada por la Cruz Roja Internacional y en medio de las posiciones terrestres de los israelíes.
El segundo plan fue sugerido por Arabia Saudita, al ofrecerse a transportar por aire los efectivos de la OLP con sus familiares hacia los países que eligiera la organización de Arafat.
La aparente contradicción respecto del retiro de la OLP de Beirut tiene origen --para observadores en esa ciudad-en las posiciones que el presidente libanés Elias Sarkis y su ministro de relaciones exteriores Fuad Butros han sostenido frente a la crisis, según las cuales se debe favorecer la salida de la OLP antes que se dé el retiro de las tropas de Tel Aviv. Tal posición no le ha permitido a Sarkis conquistar el apoyo de los demás miembros del gabinete, especialmente de figuras prominentes del Líbano como el primer ministro Shafik Wazzan.
Para este último, así como para el sector izquierdista libanés, las posiciones de Sarkis y Butros son simplemente una capitulación ante los objetivos bélicos israelies de ejercer un control permanente de toda el área sur del río Litani, ademas de que el retiro de la OLP, insisten, dejaría en tremenda desventaja al ejército libanés frente a las milicias cristianas falangistas de Beshir Gemayel, apoyado por Israel, desventaja que afectaria las fuerzas musulmanas, drusas y maronitas que alegan que la Falange está explotando en forma oportunista la invasion israelí para ampliar sus zonas de control, haciendo renacer rencores nacionales de más de cien años.
Otro angulo de la negociación es la eventual incorporación de combatientes palestinos al ejército regular libanes, dejando un remanente de 6.000 luchadores para ser evacuados a otras partes, Pero existe desconfianza entre muchos libaneses sobre ese ejército, dado el hecho de que en 1980 Ain Rumaneh, jefe del ejército libanés dejó virtualmente el mando del mismo a la Falanje de Gemayel.
Tales son los problemas que debe encarar el enviado norteamericano, maximizados ahora por la posición que les telegrafiara Washington a él y al parlamento israelí en el sentido de que la Casa Blanca favorecia que la OLP mantuviera una presencia política en Beirut", algo que es considerado como anatema por Israel.
Pero al interior mismo de este último país ha comenzado a manifestarse un sentimiento, de duda entre la población, sobre la justeza de la invasión al líbano. El vespertino progubernamental en Israel "Ma'ariv" ha editorializado reconociendo ese sentimiento, y el matutino "Ha'aretz" ha publicado el 11 de junio el siguiente remitido: "Ya es bastante nosotros, los abajo firmantes, pedimos al gobierno Israeli parar la guerra en todos los frentes y retirarse inmediatamente del Libano. El problema Palestino no sera resuelto por la IDF (Fuerza Aerea Israeli) sea lo fuerte que sea, el curso que sigue el gobierno Está llevando a una guerra generalizada en toda el area en que miles más morirán, o seran heridos o irán a parar a refugios.

"LA HONDA DE DAVID"
Se llama "Honda de David". Es el organismo del Mossad (Servicio Secreto Israelí) encargado de eliminar dirigenres palestinos. Algunas veces ese organismo se oculta tras la "Liga de defensa judía", como el 17 de junio, cuando en Roma dos palestinos fueron víctimas de sendos atentados que fueron atribuidos a la "Liga". Pero fuentes próximas a la representación de la OLP en esa ciudad consideraron que detrás de ese atentado estaban los servicios israelíes.
Con esas dos muertes suman 33 personas las ultimadas por la "Honda de David", en los pasados diez años.
La primera víctima, en 1972 fue Ghassan Kanafani, dirigente y pórtavoz del frente Popular para la Liberación de Palestina, de George Habbash. Kanafani era poeta y escritor y vivía en Beirut. Salió de su casa con una sobrina abrió la puerta de su automóvil y salta;on ambos por los aires. El lugar de Kanafani fue ocupado por Bassam Abu Sherif. Le enviaron un paquete explosivo perdiendo un ojo y una mano.
En aquellos años, después del atentado en Munich durante los juegos olímpicos de 1972, se reforzó dentro de la OLP la línea de Yasser Arafat, quien comenzó a enviar representantes palestinos en giras por diversos países europeos, tratando de abrir un diálogo con las fuerzas democráticas europeas. Entonces, en Roma, el 16 de octubre de 1972, mientras entraba en su casa, Wael Adel Zuatir, escritor palestino que se había convertido en amigo de numerosos intelectuales italianos, entre ellos Alberto Moravia. fue alcanzado por 12 disparos. Los responsables lograron huir y en París, a comienzos de enero de 1973, con un poderoso explosivo colocado en el teléfono de su propia casa dieron muerte a Mahmoud Hamshari, representante de la OLP en Francia.
Trece días después, los hombres de la "Honda de David" estaban en Nicosia El representante de la OLP en Chipre Abu Samil, en su hogar, fue muerto pór tremenda explosión. Fue sustituido por Zayad Murchesi, quien al ingresar a su habitación en un hotel resultó destrozado por una bomba conectada al interruptor de luz.
Un comando de seis personas de la "Honda de David", fue detenido en Noruega ese mismo año, después de haber dado muerte a un marroquí que trabajaba como lava copas en un restaurante. Creyeron que era Abu Saleh, responsable de los servicios de Seguridad de Al fatah. Los integrantes del comando tenían el arma que había matado a Zuatir en Roma, confesaron y fueron condenados a cinco años de prisión. Una joven mujer israelita Silvia Raphaele, era la jefe del grupo. Actualmente vive en Sudáfrica.
La más espectacular de las acciones de la "Honda de David" se registró en abril de 1973. Descubrieron en un edificio de Beirut a tres importantes dirigentes palestinos. Muhammad Youssef Najjarn, "Canciller" de la OLP. Kamal Nasser portavoz y jefe de la oficina de Relaciónes Públicas de dicha organización, y Kamal Adwan, responsable de las operaciones militares en los territorios ocupados. La noche del 13 de abril un comando llegó por mar desde Israel, atacó en maniobra distractiva el campo de Sabra disparando desde todas direcciones (treinta muertos), mientras un destacamento seleccionado y guiado por cinco infiltrados exterminó a los guardias apostados alrededor del edificio, e irrumpió en las dependencias interiores matando a los tres dirigentes, así como a la mujer de Youssef
Ese mismo año, en París, volaron el auto blindado de Muhamed Moudiya, del servicio de seguridad de la OLP, y mataron a hachazos a Abdel Rahaman, quien se había declarado guerrillero palestino.
Pero no solo palestinos han caído a manos de ese grupo judío. Un periodista inglés, David Holmes, jefe de los servicios exteriores del prestigioso "Sunday Times", había estado en Israel escribiendo sobre torturas aplicadas a prisioneros palestinos. Desde Israel viajó a El Cairo, donde fue misteriosamente estrangulado.
En 1980 le tocó el turno a Yahia El Mashad, ingeniero nuclear egipcio, quien trabajaba para los iraquíes en la central atómica de Bagdad. Fue encontrado en un hotel de París con la cabeza destrozada.
Los dos últimos han sido Abu Saleh, ya citado, responsable de los servicios de seguridad de la OLP quien es destruido en marzo de 1980 por una bomba en una céntrica calle de Beirut, y Maget Abu Sharar, ministro de información de la OLP, quien es muerto en un hotel de Roma por una bomba de fósforo colocada en su cama en octubre pasado.
Dina Nascetti (Roma)
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1844

PORTADA

Francisco superstar

La esperada visita del papa a Colombia tiene tres dimensiones: una religiosa, una política y otra social. ¿Qué puede esperarse de la peregrinación del sumo pontífice?