Sábado, 3 de diciembre de 2016

| 2016/01/15 21:38

Maduro: frontera seguirá cerrada ante “mil demonios” que vienen de Colombia

Para el presidente venezolano existen grupos criminales que quieren desestabilizar su gobierno.

Maduro descartó el pedido que le hiciera el pasado miércoles la mayoría opositora en la Asamblea legislativa, mediante una resolución, de reabrir el territorio fronterizo. Foto: AFP

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, reiteró este viernes que mantendrá cerrada indefinidamente la frontera con Colombia para combatir los "mil demonios" que vienen de ese país, durante su informe anual de labores ante el Parlamento.

Maduro dijo que ordenó a la Fuerza Armada activar un plan especial para la zona limítrofe y "que se mantenga cerrada hasta que se termine de restituir toda la vida social, económica y la seguridad de cada palmo" del país.

"Con el cierre de la frontera el año pasado se demostró de manera fehaciente cómo mafias delinquían a lo largo y ancho de ese territorio: mafias paramilitares de la derecha colombiana asociadas con mafias paramilitares de la frontera venezolana", señaló.

El mandatario agregó que esas organizaciones criminales, sumadas al narcotráfico y el contrabando de productos venezolanos, representan los "mil demonios que nos vienen de Colombia" y para cuyo combate pidió respaldo.

"Pido apoyo para que podamos, junto a los habitantes de la frontera, construir una frontera segura sin la presencia de ningún grupo militar armado de la característica que sea que venga de Colombia, ni que exista en territorio venezolano", subrayó.

De ese modo, Maduro descartó el pedido que le hiciera el pasado miércoles la mayoría opositora en la Asamblea legislativa, mediante una resolución, de reabrir el territorio fronterizo, de 2.219 km.

Amplios tramos de la porosa zona limítrofe fueron cerrados a partir del 21 de agosto pasado por orden del mandatario venezolano, lo que incluye 24 municipios de los estados de Zulia, Táchira, Apure y Amazonas.

Maduro tomó la determinación para combatir el contrabando hacia Colombia y el crimen organizado, tras un ataque de supuestos paramilitares colombianos contra una patrulla militar que dejó tres heridos en la ciudad de San Antonio del Táchira (oeste).

El cierre de los pasos binacionales crispó la relación con Bogotá tras la deportación y éxodo de miles de colombianos, y marcó las elecciones legislativas que dieron a la oposición el control total del Parlamento por primera vez en 16 años de chavismo.

En el marco del estado de excepción en esas zonas han sido limitadas las reuniones públicas, las manifestaciones, el libre tránsito, la privacidad de las comunicaciones y la actividad económica.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.