Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/5/2011 12:00:00 AM

Niños surcoreanos cambiarán sus libros por tabletas

El Gobierno de Corea del Sur emprendió una carrera por la digitalización de los textos escolares, que ahora los estudiantes consultarán a través de tabletas electrónicas.

Ahora los estudiantes sólo llevarán a las aulas tabletas electrónicas. Así lo decidió el Gobierno de Corea del Sur, al iniciar una campaña para acabar con todos los libros impresos en las escuelas de aquí al 2015 y remplazarlos con los modernos dispositivos.
 
Según comunicó el Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología al diario surcoreano The Chsounilbo, el Gobierno trabaja en un plan que pretende sustituir todo el material impreso en los colegios para remplazarlo con los llamados e-books o libros electrónicos.
 
Se espera que en un plazo de cuatro años, cada alumno tenga acceso a una tableta electrónica en la que pueda consultar textos y material multimedia, haciendo de los libros un elemento obsoleto.
 
Para esto se invertirán unos 2.000 millones de dólares en la compra de las tabletas y en el desarrollo de libros digitales.
 
Se contará también con un sistema de potentes servidores que permitan almacenar los contenidos, que serán administrados por el Servicio de Información, Investigación y Educación de Corea del Sur.
 
"No creemos que el cambio a libros digitales vaya a ser difícil debido a que los estudiantes de hoy están muy familiarizados con el ambiente digital", informaron desde el Ministerio.
 
El proceso de digitalización pretende llegar al punto de tener clases virtuales, para evitar que los alumnos enfermos falten a clase.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1861

PORTADA

Prieto en la mira

La imputación de cargos al exgerente de la campaña de Santos sorprendió. Pero esta no tiene que ver con el escándalo de Odebrecht ni con la financiación de las campañas. ¿Por qué?