Viernes, 28 de noviembre de 2014

| 2013/03/06 00:00

No hay fecha para elegir al nuevo Papa

El Vaticano asegura que los cardenales convocados al cónclave no tienen prisa.

Los cardenales participan de las reuniones preparatorias del cónclave. Foto: AP

Tras la inesperada renuncia de Benedicto XVI y a falta de un candidato claro para tomar las riendas de la Iglesia, los clérigos cada vez son más cautos en la elección del nuevo Papa. prueba de esto es que en la cuarta reunión que han mantenido en congregación general tampoco decidieron la fecha de inicio del Cónclave.

Y es que aunque solo faltan dos cardenales para que esté completo el grupo que decidirá quién será el próximo Papa, los clérigos no han podido ponerse de acuerdo sobre la fecha en que se iniciará el cónclave. 

"Se siente muy claramente en el colegio cardenalicio que los purpurados quieren prepararse profundamente y sin prisas. No les parece oportuno someter a votación la fecha del Cónclave porque podría interpretarse como una presión", aseguró Federico Lombardi, el portavoz del Vaticano.

A diferencia del anterior Cónclave, en el que excepto dos cardenales (incluido el propio Ratzinger) todos eran novatos, ahora hay muchos purpurados curtidos en esa experiencia y prefieren tomar su decisión con calma. De su criterio depende el futuro de la iglesia como institución. 
Al fin de cuentas, no pueden darse el lujo de sufrir otro traspiés.

Dentro de los clérigos cada vez resulta más evidente que en el Colegio Cardenalicio existen dos grupos bien diferenciados. El primero, encarnado por los cardenales de la Curia Romana, presiona porque la elección se lleve los más pronto posible y el segundo, integrado sobre todo por cardenales estadounidenses, prefiere debatir a fondo sobre la corrupción y la lucha de poder que aquejan a la Iglesia antes de emitir su decisión.

A este respecto, el cardenal alemán Walter Kasper, presidente emérito del Consejo Pontificio para la Unidad de los Cristianos, dijo en una entrevista que publicó el diario italiano La Repubblica, que esta etapa previa al cónclave es "tiempo para profunda reflexión".

"La situación es diferente a 2005, cuando fue elegido Joseph Ratzinger. Este cónclave hay que prepararlo con calma. Los cardenales casi no nos conocemos. No hay prisa", expresó.

El cónclave se llevará a cabo en la Capilla Sixtina, como ocurrió históricamente, por lo que el emblemático espacio está cerrado desde el martes para los turistas.

Vale la pena recordar que el Colegio Cardenalicio está compuesto por 207 miembros, de los que 117 son electores, es decir, pueden entrar en la capilla Sixtina para elegir al Papa, y el resto superan los 80 años, por lo que no pueden entrar en el cónclave, según la normativa de la Iglesia, pero sí pueden ser elegidos.

De esos 117, dos han renunciado a participar en el cónclave. Se trata del indonesio Julius Darmaatmadja, por enfermedad, y el británico Keith O'Brien, exarzobispo de Edimburgo acusado de "comportamiento inapropiado" hacia otros religiosos en la década de los 80.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×