Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/30/2017 10:15:00 PM

Notas de mundo de esta semana

La espera de Puerto Rico por la ayuda de Washington, Nisman: de suicidio a asesinato y las preocupaciones por el nacionalismo creciente en Alemania y Japón en las notas internacionales de esta semana.

Colonialismo puro y duro

Esta semana el presidente norteamericano Donald Trump felicitó a su administración por el trabajo realizado en Puerto Rico, después de la devastación que dejó el paso del huracán María. Sin embargo, algunos boricuas opinan todo lo contrario: el gobierno estadounidense no reaccionó con la suficiente rapidez como lo hizo ante los estragos de los huracanes que pasaron por Florida y Texas. La conclusión es preocupante: aunque la isla tiene un estatus de Estado Libre Asociado, en realidad Washington la sigue viendo como una colonia. Varios hechos lo evidencian. Por un lado, aunque las prioridades de Puerto Rico son recuperar su red eléctrica (más de la mitad está sin energía) y brindar a los afectados comida y agua potable, Trump prefirió recordar en su cuenta de Twitter que “hay que lidiar con los miles de millones de dólares que la isla le debe a los bancos y a Wall Street”. Por otro lado, barcos extranjeros llenos de comida, combustible y medicinas no arribaron con rapidez debido al Acta Jones, que sanciona con altos impuestos los productos transportados por barcos de países diferentes a Estados Unidos. En vez de levantar inmediatamente el acta para privilegiar la ayuda humanitaria, el presidente Trump esperó hasta el jueves para hacerlo (con una vigencia de solo diez días), lo que contribuyó a que miles de containers estuvieran atascados en el puerto de San Juan. Aunque ya el gobierno norteamericano envió muchos más rescatistas, médicos y militares para ayudar a los miles de afectados, será difícil olvidar la tardanza e indiferencia inicial de Washington.

Señales preocupantes

Tanto Alemania como Japón conocen las terribles consecuencias de incentivar discursos nacionalistas. Después de la Segunda Guerra Mundial, los dos países hicieron todo lo posible para no repetir los excesos del pasado: Alemania se convirtió en un ejemplo del desarrollo económico y gran defensor de la Unión Europea, y Japón aprobó su Constitución pacifista, la cual impide que el país tenga un ejército nacional. Sin embargo, las recientes elecciones alemanas y la crisis entre Japón y Corea del Norte han revivido temores que parecían superados. Del lado alemán, aunque Angela Merkel ganó las elecciones, el partido de extrema derecha Alternativa para Alemania llegó por primera vez al Parlamento, conel 13 por ciento de los votos. Abiertamente antiinmigrante y antieuropeo, su presencia en el Bundestag demuestra que los discursos radicales tienen acogida en una parte de la población alemana. Del lado japonés, el primer ministro, Shinzo Abe, decidió adelantar las elecciones generales para octubre, en vez de hacerlas en diciembre de 2018, como estaba planeado. Abe argumentó con oportunismo que la delicada crisis con Corea del Norte (que ha lanzado dos misiles de prueba sobre territorio japonés en menos de un mes) lo amerita. Como respuesta, la alcaldesa de Tokio, Yuriko Koike, anunció la creación de un partido conservador que se oponga al primer ministro en las próximas elecciones. Sin embargo, su discurso tiene tintes nacionalistas, pues propone “resetear el país para proteger la competitividad internacional y nuestra seguridad nacional”.


De suicidio a asesinato

Argentina pasa de un escándalo a otro. Como si no bastara con la desaparición de Santiago Maldonado (a quien se le vio por última vez en una manifestación mapuche hace dos meses), esta semana otro caso igual de polémico volvió a poblar los titulares gauchos: peritos oficiales concluyeron que dos personas golpearon y asesinaron de un tiro al fiscal Alberto Nisman. El caso lleva más de dos años abierto. Nisman investigaba el presunto encubrimiento de Cristina de Kirchner en el atentado cometido en 1994 contra la Asociación Mutual Israelita Argentina. Aunque investigaciones iniciales concluyeron que se suicidó, ahora la Gendarmería, bajo el gobierno de Mauricio Macri, afirma que el fiscal fue “drogado, sometido y asesinado”. Partidarios de Macri señalaron a Kirchner como responsable, quien ha respondido que dicha investigación no es más que “una cortina de humo para ocultar la desaparición de Santiago Maldonado”, y algunos de sus partidarios señalan que Nissman también procesaba a Macri. El fiscal Eduardo Taiano decidirá qué hipótesis seguir (suicidio u homicidio) para cerrar el polémico caso.

600 cuentas falsas de Twitter creadas en Rusia habrían influenciado las pasadas elecciones presidenciales en Estados Unidos, según la Alianza para la Seguridad Democrática.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.