Martes, 24 de enero de 2017

| 2009/07/12 00:00

Nueva llamarada

Nueva llamarada

Las calles de Teherán volvieron a encenderse la semana pasada. El régimen islámico había prohibido las demostraciones públicas luego de las elecciones del 12 de junio, que llevaron a miles de ciudadanos a protestar sobre la dudosa victoria de Mahmud Ahmadineyad sobre Husein Musavi. Pero el jueves, 3.000 estudiantes se aglomeraron en la Universidad de Teherán para conmemorar el aniversario de las protestas estudiantiles de 1999 y vociferar su apoyo por Musavi. Las autoridades cumplieron su promesa al aplastar y reprimir a los manifestantes con gases lacrimógenos, arrestos masivos y disparos al aire. A pesar de que el gobierno mantiene el control, que miles de iraníes se nieguen a aceptar las órdenes del líder religioso, el ayatolla Alí Jamenei, muestra que las grietas que surgieron en la sociedad iraní no se han cerrado y que los ciudadanos han perdido el miedo de expresar sus opiniones en pro de un país más democrático y libre.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.