Jueves, 27 de noviembre de 2014

| 2013/08/09 00:00

Obama decide “evaluar las relaciones con Rusia”

Además del caso Snowden, el presidente de EE. UU., dice que hay que tomar nota de Siria.

Reunión en junio de 2013 entre Barack Obama y Vladimir Putin en Enniskillen, Irlanda del Norte. Foto: AP.

Las relaciones entre Estados Unidos y Rusia no pasan por un buen momento. Incluso algunos observadores creen que están en un “delicado estado” y que el caso Edward Snowden sacó a flote las diferencias profundas en la manera de concebir el mundo.

Eso explica lo anunciado este viernes por el presidente de EE. UU., Barack Obama: “Creemos que es apropiado para nosotros ver hacia dónde se dirige Rusia y reevaluar nuestra relación”. Eso sí, Obama fue más especificó e informó que tomó esta decisión porque le inquietan muchos temas además del tema Snowden. “Este último episodio es sólo uno en una serie de diferencias en los últimos meses, en torno a Siria o derechos humanos”.

Obama reconoció que su sintonía con el líder ruso no es tan buena como la que tenía con su predecesor, Dmitri Medvédev. “Putin ha devuelto a la mesa de negociación una retórica antiamericana propia de la Guerra Fría, pero no tengo una mala relación con él”, puntualizó.
 
El presidente insistió, como lo ha venido haciendo la Casa Blanca en estos últimos días, en que el caso Snowden no ha sido la causa principal para cancelar la cumbre bilateral que estaba prevista para los próximos días entre los dos países. “Francamente, en un amplio abanico de cuestiones en las que creíamos que podíamos hacer progresos, Rusia no se ha movido y por eso hemos creído que era el momento de revisar nuestra relación”, reiteró.

A punto de iniciar sus vacaciones de nueve días y atrapado entre la oposición del Congreso y los múltiples frentes abiertos en el ámbito internacional, el presidente ofreció su primera rueda de prensa en más de tres meses.

El mandatario respondió así las cuestiones que han enturbiado los primeros meses de su segundo mandato. Eso sí, aclaró, que su país no boicoteará los Juegos Olímpicos de invierno en Sochi (Rusia) en 2014, como han pedido varios miembros del Congreso por las medidas contra homosexuales en Rusia.

“Quiero dejar claro que no creo que sea apropiado boicotear los Juegos, aunque nadie está más ofendido que yo por algunas de la legislación antihomosexual en Rusia”, dijo Obama en una conferencia de prensa, dos días después de anunciar que no se reunirá en septiembre con su homólogo ruso, Vladímir Putin.

El mandatario estadounidense evitó decir abiertamente si habrá más represalias de su país a Rusia por las renovadas tensiones tras la concesión de asilo temporal a Snowden. Y contó que confía en que todo mejore. “Espero que al cabo del tiempo entiendan que en lugar de una competición para ver quién gana, es mejor tener una relación en la que trabajemos juntos”, consideró.

En cuanto a los Juegos Olímpicos de Sochi, destacó que no los boicoteará porque hay “muchos americanos que están trabajando duro para ganarse el éxito”, y consideró que la mejor forma de “rechazar las actitudes” de Rusia es que “algunos atletas gais y lesbianas puedan traer a casa un oro, una plata o un bronce”. “Y si Rusia no tiene atletas gais y lesbianas, posiblemente eso vaya a hacer su equipo más endeble”, apuntó tajante.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×