Martes, 21 de febrero de 2017

| 2009/06/05 00:00

Obama: "El mal debe ser enfrentado"

Obama: "El mal debe ser enfrentado"

WEIMAR, Alemania (AP) — El presidente estadounidense Barack Obama recorrió un campo de concentración nazi el viernes después de pedir a la comunidad internacional que "redoble los esfuerzos" para la existencia de un estado israelí y uno palestino, y resolver así un problema agravado por la creación del estado judío después del Holocausto.

"Ha llegado el momento de actuar" para lograr la paz en el Medio Oriente, dijo horas antes Obama, quien habló en Dresde junto con la canciller Angela Merkel.

En el campo de concentración de Buchenwald, Obama vio los crematorios nazis, y dijo que los líderes mundiales de hoy no deben descansar en la lucha contra la diseminación del mal.

El presidente dijo que el campo en el que 56.000 personas murieron es la máxima refutación para quienes niegan el Holocausto. Y desafió a uno de ellos, el presidente iraní Mahmmud Ahmadineyad, a que visite Buchenwald.

"Estos sitios no han perdido su horror con el paso del tiempo", dijo Obama tras ver los crematorios y el reloj del lugar, congelado a las 3:15, la hora de la liberación del campo en la tarde del 11 de abril de 1945. "Más de medio siglo más tarde, nuestro dolor y nuestra indignación sobre lo sucedido no han disminuido".

Horas antes, el presidente anunció que mandará al enviado especial George J. Mitchell de regreso a Medio Oriente la semana próxima para continuar las gestiones un día después de su discurso en El Cairo, en que pidió a los líderes palestinos e israelíes que cedieran terreno en su largo enfrentamiento para lograr la meta inasible de la paz.

Obama dijo que Israel debe cumplir sus promesas, bajo la llamada "hoja de ruta", al detener la construcción de asentamientos mientras que los palestinos deben controlar las agresiones y declaraciones que incitan a la violencia.

Recién llegado de Arabia Saudí y Egipto, Obama dijo que las potencias regionales y la comunidad internacional deben ayudar a ambos lados a lograr la paz, pero que "después de todo, los actores involucrados deben tomar la decisión de que la prosperidad y seguridad de su gente se pueden lograr mejor" con un acuerdo.

Merkel, por su lado, prometió cooperar para lograr esa meta. Dijo que ambos hablaron de un posible calendario para el proceso de paz, pero no dio más detalles.

"Creo que, con el nuevo gobierno estadounidense y el presidente, hay una oportunidad verdaderamente única de revivir este proceso de paz o, digámoslo mejor dicho, de este proceso de negociaciones", dijo Merkel.

Obama agregó: "Creo que es el momento es ahora para que actuemos acerca de lo que todos sabemos es cierto, que es que cada lado deberá hacer algunas concesiones difíciles".

El presidente también tocó un tema que ha generado tensión con Alemania, al decir que no intentó llevarse un compromiso concreto del país europeo en relación con su plan de cerrar la prisión en Guantánamo, en Cuba, y con la necesidad de transferir los presuntos terroristas detenidos allí.

Merkel dijo que su país está preparado para "contribuir de manera constructiva" con la intención de Estados Unidos de cerrar la prisión y que confiaba en llegar a una "solución común" sobre el destino de los prisioneros.

Obama, el primer presidente estadounidense que visita el campo de concentración de Buchenwald, dijo allí que negar el Holocausto es "infundado, ignorante y odioso".

"Amenazar con destruir a Israel o repetir los estereotipos viles sobre los judíos es profundamente equivocado y sólo sirve para evocar en la mente de los israelíes el más doloroso de los recuerdos e impedir la paz que merecen los pueblos de esta región", dijo el presidente.

Obama, Merkel y Elie Wiesel, sobreviviente del Holocausto y premio Nobel de la paz, colocaron rosas blancas en el campo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.