11 julio 2009

Enviar a un amigo

Email destino:

Nombre remitente:

Email remitente:

Obama, de gira por Africa

BBC

En un viaje histórico a África subsahariana, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo que el continente debe hacerse cargo "de su propio destino" y que los africanos deben combinar la ayuda de los países desarrollados con una buena gobernabilidad.

El mandatario estadounidense escog
ió Ghana, por encima de Kenia o Nigeria, para su primera visita oficial al continente por su trayectoria democrática, pues ha dado la oportunidad de gobernar a sus dos grandes partidos políticos en los últimos 16 años.

En su discurso ante el Parlamento, Obama dijo que Ghana ha demostrado que el desarrollo depende de un buen gobierno; "un ingrediente que ha estado faltando en muchos lugares durante mucho tiempo. Una responsabilidad que sólo puede ser asumida por africanos".

Barack Obama alabó el coraje de los africanos que defienden la democracia. "La historia no está de parte de aquellos que usaron golpes o cambiaron la constitución para permanecer en el poder. África no necesita hombres fuertes, sino instituciones fuertes".

Pero detrás de las buenas intenciones y las declaraciones de principios, también están los intereses. Y los recursos naturales africanos, hidrocarburos y minerales, hoy están en la mira tanto de Occidente como de Oriente.

Al respecto el líder estadounidense dijo que su país podría hacer más para promover el comercio y la inversión con el continente. También hizo un llamado a los países ricos para "abrieran sus puertas" a productos y servicios africanos.

Asunto mundial

El viaje presidencial de Obama a Ghana se produce justo después de la celebración de la cumbre del G-8 (las siete naciones más industrializadas - Estados Unidos, Francia, Alemania, Italia, Canadá, el Reino Unido y Japón- más Rusia) en el pueblo italiano de L'Aquila.

"Queríamos asegurarnos de venir a un país africano después del G-8, y tras mis negociaciones en Moscú, a fin de enfatizar que África no está separada de los asuntos mundiales", aclaró el mandatario estadounidense a su salida de la reunión con el presidente ghanés John Atta Mills en la capital, Accra.

"Lo que ocurre aquí tiene impacto en todas partes", agregó.

Si bien Barack Obama dijo que "el futuro de África depende de los africanos", concedió que el legado del colonialismo ha influido en los conflictos que aquejan al continente.

"Pero occidente no es responsable de la destrucción de la economía de zimbabuense en la última década ni de las guerras donde los niños han sido reclutados para combatir", recalcó.

Como parte de su visita de 24 horas, Barack Obama tiene previsto visitar un centro sanitario.

Según el corresponsal de la BBC en la región, Will Ross, el líder estadounidense tenía la tarea de igualar en tiempos de crisis económica los logros de su predecesor, George Bush, en materia de ayudas sanitarias y en la lucha contra el virus del VIH.

Obama dijo ante los parlamentarios que en algunas partes de África se han hecho grandes progresos para mejorar la salud pública. Pero resaltó que todavía muchos mueren por enfermedades que no deberían ser mortales.

"Estados Unidos podría apoyar los esfuerzos para combatir las enfermedades que afectan al continente a través de una completa estrategia global de salud", agregó.

Ross informó además que el presidente estadounidense prometió US$63.000 millones en ayudas a ese sector que daría continuidad a la labor de Bush en la lucha contra el sida.

Tras sus raíces
La familia Obama también tiene previsto visitar el antiguo Fuerte de Esclavos, en Cape Coast. "Será un momento conmovedor para el primer presidente afroamericano de Estados Unidos y para su esposa Michelle cuyos ancestros llegaron al continente americano desde África occidental", agregó Ross.

El presidente Obama arribó a Ghana junto a su esposa y sus dos hijas el jueves por la noche y fue recibido por el mandatario Atta en medio de una colorida ceremonia con música y bailes tradicionales.

Corresponsales en el país informaron que con motivo de su visita varios artistas ghaneses escribieron canciones en su honor. Mientras que miles de personas esperan ver de cerca al mandatario estadounidense, a pesar de que habrá pocas oportunidades para hacerlo durante su estancia de 24 horas.

Cuando el ex presidente de Estados Unidos, Bill Clinton, visitó Ghana hace más de una década, se dirigió ante una multitud de ghaneses entusiastas.

Pero los eventos del 11 de septiembre de 2001 cambiaron la situación. Hoy en día la seguridad está reforzada y a los actos sólo se puede asistir por invitación.

Ésta no es la primera vez que Barack Obama viaja a África subsahariana. Hace tres años, cuando era senador estadounidense, visitó el país de su padre, Kenia.

PUBLICIDAD
Horóscopo
Semana en Facebook
Publicidad