Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/6/2012 12:00:00 AM

Obama juega al baloncesto y Romney pelea hasta el final en jornada electoral

Ambos candidatos buscaron apoyos entre los indecisos hasta el último instante, en medio de unos comicios reñidos.

Los estadounidenses acudieron el martes a las urnas para elegir a su próximo presidente en una votación que será reñida, por lo que los dos principales candidatos, Barack Obama y Mitt Romney, trataron de ganar apoyo hasta el final, aunque el primero también tuvo tiempo para relajarse y jugar al baloncesto.

La jornada electoral, que comenzó muy temprano en estados como Ohio y Nuevo Hampshire y horas más tarde en Hawai, se desarrolla con tranquilidad y sin incidentes de importancia.

Un total de 178 millones de personas están registradas para votar en estas elecciones, en las que también están en liza puestos en el Senado, en el Congreso y en gobernaciones. En algunos estados están acompañadas de consultas sobre diversos temas como el matrimonio homosexual.

Los primeros en emitir su voto fueron los diez habitantes de la diminuta aldea de Dixville Notch, en el estado nororiental de Nuevo Hampshire, un minuto después de la medianoche, y el rápido escrutinio arrojó un empate entre Obama y Romney, tal como han señalado las últimas encuestas.

La última palabra sobre el nombre del próximo presidente de EE.UU. la pueden tener los ciudadanos de Ohio, un estado que, con sus 18 votos electorales, es una pieza clave en las estrategias y cálculos de los dos candidatos para obtener los 270 votos necesarios para ganar.

Los analistas advirtieron hoy que lo apretado del resultado previsto en Ohio puede obligar a contar los llamados "votos provisionales", circunstancia que demoraría durante semanas la proclamación de un ganador.

Romney, que votó en Belmont, a las afueras de Boston, viajó después a Cleveland (Ohio) y Pittsburgh (Pensilvania) para agradecer a los voluntarios republicanos el esfuerzo que están haciendo para animar a los ciudadanos a votar.

El republicano reveló que ha seguido con su campaña hasta en la jornada de votación porque no podría imaginarse haber pasado el día "sentado" y que las elecciones se definan finalmente "por unos pocos cientos de votos".

El demócrata Obama, candidato a la reelección, votó por adelantado hace días y hoy comenzó su jornada con una visita a una oficina de su campaña en Chicago (Illinois), su ciudad adoptiva, desde donde llamó por teléfono a voluntarios del estado de Wisconsin para agradecerles por "trabajar duro" en su nombre y movilizar a los votantes.

Tras ello, el presidente intentó relajarse junto a su familia y amigos y hasta jugó al baloncesto, un deporte que le ha traído suerte en elecciones anteriores, en una cancha de Chicago.

También grabó varias entrevistas para medios locales y animó a los estadounidense a votar en la jornada de hoy. "Hay algo especial en ver la manera en que nuestra democracia se supone que debe de funcionar", aseguró en una de ellas.

También lamentó que en estos últimos cuatro años el Congreso haya estado más interesado "en marcar puntos políticos" que en "sacar cosas adelante", en referencia a las constantes pugnas entre republicanos y demócratas que han bloqueado la actividad legislativa desde 2010.

Confió, además, en adjudicarse en estas elecciones el estado clave de Florida, aunque dio por sentado que "será muy apretado".

Los mercados tuvieron hoy una jornada positiva, que se interpreta como una señal de confianza ante cualquiera que sea el resultado electoral.

El Dow Jones de Industriales, la principal referencia del parqué neoyorquino, acabó esta jornada electoral con una subida de un 1,02 % ó 133,24 puntos para quedar en las 13.245,68 unidades, mientras que el selectivo S&P 500 moderó sus ganancias en la recta final hasta un 0,79 % y el índice compuesto del mercado Nasdaq hasta un 0,41 %.

No es la primera vez que los mercados de valores de Nueva York se cubren de verde en una jornada electoral en Estados Unidos: el día de los comicios de 2008, en los que Obama venció al republicano John McCain, el Dow Jones de Industriales subió un fuerte 3,3 %, el S&P 500 el 4 % y el Nasdaq el 3,1 %.

También destacó la fuerte subida del petróleo de Texas, de referencia en Estados Unidos, que ganó un 3,57 % para cerrar en los 88,71 dólares por barril, así como la del oro, que acabó en los 1.715 dólares la onza.

Tanto si gana Obama como si lo hace Romney, una vez pasada la contienda electoral cualquiera de los dos gobernará con pragmatismo y moderación.

"Obama lo ha demostrado en el primer mandato y Romney lo demostró durante sus años de gobernador de Massachusetts, los dos son mucho más adaptables que las bases de su partido", aseguró  José María de Areilza, profesor de la Escuela de negocios ESADE y profesor invitado en la Universidad de Virginia.
 
EFE
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.