Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/14/2014 12:00:00 AM

Occidente no reconocerá referéndum en Crimea

Fracasa el intento de Rusia y EE.UU de llegar a una salida que permita hacer frente al conflicto en Ucrania.

A pesar de los esfuerzos diplomáticos por tranquilizar el conflicto que se vive en Crimea, la situación se percibe cada día más tensionante. Cerca de 10.000 soldados rusos, paramilitares ucranianos prorrusos y tropas cosacas de las regiones vecinas se encargan de engrasar la maquinaria para el referéndum de adhesión a Rusia que se adelantará en la península este fin de semana.

Un millón y medio de crimeos están llamados a votar para definir una posible anexión a la Federación Rusa a través de un referéndum convocado para este domingo por las nuevas autoridades prorrusas de la región, quienes en contravía a lo propuesto por el gobierno provisional en Kiev, lideran la separatista autonomía de Crimea para su integración con Rusia. 

Se conoció este viernes que el secretario de Estado Americano, John Kerry, y el titular ruso de Asuntos Exteriores, Serguéi Lavrov, se reunieron en el centro de Londres en busca de salidas que mitiguen la tensión diplomática que se percibe entre Rusia, la UE y Occidente por la crisis en Ucrania.

Sin embargo, tras seis horas de conversaciones y un ameno paseo mano a mano entre los funcionarios por Regent's Park, no paso de ser un simple acto simbólico que sirvió para ratificar que "no existe una visión común" entre ambas naciones para llegar a una conciliación, tal como lo constataron los funcionarios en la rueda de prensa. 

A pesar de las tensiones diplomáticas, ambas naciones han mantenido consultas constantes durante las últimas semanas. Un aparente interés que se ha intensificado con la intervención rusa en Crimea y la reciente convocatoria en la región para adelantar un referéndum sobre su integración en territorio ruso.

El encuentro de este viernes representaba una de las reuniones bilaterales de mayor trascendencia después de la Guerra Fría, aunque su celebración no arrojó los resultados esperados. Ahora solo cabe esperar y conocer la intención de voto de los crimeos en las urnas este domingo.

Aunque Estados Unidos y la comunidad internacional no reconocerán el resultado de la votación en Crimea, la cual definirá si la estratégica península desea separarse de Ucrania, como lo anunció el secretario de estado norteamericano, John Kerry.

Durante la rueda de prensa el secretario aseguró que en seis horas de conversaciones presentó varias ideas a su colega ruso sobre cómo respetar la soberanía de Ucrania y tener en cuenta también las preocupaciones de Moscú, pero Lavrov dejó claro que el presidente ruso, Vladimir Putin, no tomaría ninguna decisión hasta después de la consulta del domingo.

Con pocas esperanzas de evitar el referéndum, occidente se prepara para imponer severas sanciones a Rusia a partir del lunes por lo que funcionarios estadounidenses describen como la insistencia de Moscú en socavar el nuevo gobierno central ucraniano.

Autoridades y expertos señalan que la votación en Crimea parece decidida de antemano y casi seguramente resultará en la separación de esta región de Ucrania.

Un reducido grupo de manifestantes ucranianos con carteles que decían "OTAN salva a Ucrania" recibió a Kerry cuando llegó a la residencia del primer ministro británico David Cameron y el canciller William Hague, antes de su encuentro con Lavrov.

Cameron puso de manifiesto la amenaza de sanciones en su reunión con Kerry, a quien dijo que "deseamos ver progreso tanto como ustedes".

"Queremos ver que los ucranianos y los rusos se comuniquen entre sí", agregó. "Y si no lo hacen entonces deberá haber consecuencias".

Kerry agradeció al anfitrión y dijo "esperamos no ser empujados a tener que hacer todo esto, pero veremos qué ocurre".

Líderes europeos y estadounidenses han instado repetidamente a Moscú que retire sus fuerzas de Crimea y deje de estimular a las milicias locales que presentan la votación como una opción entre recuperar vínculos antiguos con Rusia y caer en los vestigios del fascismo de la era ucraniana durante la Segunda Guerra Mundial, cuando algunos residentes colaboraron con los ocupantes nazis.

Funcionarios occidentales dijeron que pidieron a Rusia entablar relaciones diplomáticos con Kiev como un modo de mitigar las tensiones.

La canciller alemana Angela Merkel ha dicho que Rusia se arriesga a consecuencias políticas y económicas "masivas" si se niega a flexibilizar su posición frente al nuevo gobierno en Kiev.

Con información de EFE y AP
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.