Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/15/2014 1:00:00 AM

Occidente busca frenar el avance ruso en Ucrania

Con el esperado triunfo del SÍ en el referendo secesionista de Crimea, Occidente se prepara para tratar de detener las intenciones expansionistas de Rusia.

Ante el ataque de un oso, los expertos recomiendan mantener la calma, no precipitarse y evitar enfrentar a la bestia. El nuevo gobierno de Ucrania, que conoce al dedillo al Oso Ruso, parece haber seguido al pie de la letra esas recomendaciones, pues ha mostrado una contención admirable si se tiene en cuenta la magnitud de la pérdida territorial que la amenaza: nada menos que el 5 por ciento de su superficie y el control de su costa sobre el mar Negro. “Considero casi un milagro que se haya evitado un baño de sangre en todo el proceso”, dijo el miércoles pasado el emisario especial de la OSCE para Ucrania, Tim Guldimann.

Si bien en un principio reinó el desconcierto, hoy existe un amplio consenso en cuanto a que los hombres en traje de combate que ocuparon las zonas clave de Crimea a finales de febrero son miembros del Ejército ruso. También en que se realizará el referendo programado para el domingo 16 de marzo, en que ganará por amplia mayoría el Sí a reunificarse con Rusia. Y en que Occidente no está en condiciones de hacer gran cosa para oponerse a esa unión, por lo menos en el corto plazo. “Putin sabe muy bien que está en posición de fuerza, pues tiene claros sus intereses. Estados Unidos y la Unión Europea tienen propuestas que suenan bien, pero que no se pueden llevar a la práctica”, le dijo a SEMANA el escritor y periodista Pierre Lorrain, autor del libro El misterioso ascenso de Vladimir Putin.

La pregunta que hoy se hacen muchos es si, además de haberse salido con la suya, Putin logrará legalizar su zarpazo geopolítico. La respuesta tiene varias capas, algunas de ellas contradictorias. El artículo 73 de la Constitución de Ucrania es bastante explícito al respecto: “Los cambios en el territorio de Ucrania solo podrán resolverse mediante un referéndum en el que participen todos los ucranianos”. En ese sentido, la votación es “ilegítima”, como la calificó el 5 de marzo el presidente de la Rada de Kiev, Alexandr Turchinov, que agregó que “la decisión es una farsa”.

Sin embargo, ‘legal’ y ‘legítimo’ no son lo mismo y la apuesta de los secesionistas consiste justamente en ‘legitimar’ su proceso. Y al respecto los antecedentes de los últimos años les dan una buena artillería diplomática. En particular, el caso de Kosovo deja mal paradas a las fuerzas occidentales, pues presenta semejanzas que podrían llevar a que se vea como precedente. “En la declaración de independencia de Kosovo la Corte Internacional de Justicia encontró que no había nada ilegal aunque había una resolución del Consejo de Seguridad que garantizaba la integridad territorial de Yugoslavia”, dijo a SEMANA Francis Boyle, profesor de la Escuela de Derecho de la Universidad de Illinois.

Lo anterior deja dos cuestiones pendientes. La primera es si Rusia anexionará la península. Aunque por ahora reina la incertidumbre, es poco probable que lo haga, pues Putin cuenta con estrategias ya probadas que le evitarían el oprobio de ser visto como el gran usurpador. Es el caso del territorio separatista de Transnistria –una estrecha franja enclavada entre Ucrania y el río Dniéster de la vecina Moldavia– el cual goza desde 1992 de una independencia de facto blindada por un contingente militar ruso que garantiza que se mantenga el statu quo.

La segunda cuestión está abierta a todas las interpretaciones y consiste en cómo reaccionará Occidente ante el resultado del referendo. Esto dependerá no solo de la habilidad de su diplomacia, sino también de las aspiraciones independentistas de las regiones orientales de Ucrania. Los disturbios en las zonas fronterizas, que el 13 de marzo cobraron dos víctimas fatales, y los ejercicios militares que el Ejército ruso ha emprendido en el área configuran una oportunidad que Rusia difícilmente dejará pasar. Si algo caracteriza a los osos, además de su fuerza física, es su agudo olfato.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.