Sábado, 25 de octubre de 2014

| 2013/07/10 00:00

OEA condena incidente con avión de Evo

La organización adoptó una resolución promovida por Bolivia para condenar la actitud de España, Francia, Italia y Portugal.

Organización de Estados Americanos.
;
BBC

El pasado 2 de julio, el presidente Evo Morales partió de Moscú hacia La Paz tras sostener discusiones bilaterales energéticas pero el vuelo fue desviado y abordado por autoridades austríacas.


Bolivia sostiene que la actitud de los países mencionados violó el derecho internacional y la inmunidad de la que gozan los jefes de estado por presión de Estados Unidos ante la sospecha de que abordo iba el exanalista de la CIA Edward Snowden, reclamado por Washington por revelar operaciones de espionaje.


“Actitud soberbia y contradictoria”


Al inicio de la sesión, el ministro de Gobierno de Bolivia, Carlos Romero, condenó la “actitud soberbia y contradictoria” de Francia, Italia, Portugal y España acusándolos de impedir el sobrevuelo del avión presidencial y de poner en riesgo la vida del presidente boliviano.


En el caso de España, Romero calificó de “grotesca” la supuesta intención de su embajador en Austria de querer inspeccionar la aeronave con la solicitud de que él y Morales se tomaran un “cafetito” dentro de esta.


España, por su parte, insistió en que en ningún momento entorpeció el viaje del presidente boliviano aunque aceptó, por parte de su representante ante la OEA, Jorge Hevia, que pudo haber malentendidos.


España “no violó ningún tratado ni convención internacional”, dijo, “ni demoró ni denegó ni canceló ningún permiso de sobrevuelo en su territorio nacional”. El diplomático ofreció disculpas si hubo una ofensa contra el presidente Morales pero consideró, sin embargo, que las críticas y los reproches de la delegación boliviana eran desproporcionados.


Los otros países acusados por Bolivia también dieron sus versiones de los hechos. El representante de Francia dijo que hubo un “error técnico” que causó una confusión de aeronaves. La observadora de Portugal también citó un error técnico y negó que la situación hubiese puesto en peligro la vida de Morales.


Italia se sintió ofendida de encontrarse incluida en el grupo y exigió que la mención del país se retirara del proyecto de resolución pues insistió en que “no tuvo absolutamente nada que ver con los obstáculos al vuelo”.


Bolivia estuvo firmemente apoyada por varios países de la región, incluyendo Argentina, Venezuela y Nicaragua. Además, el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza subrayó que el organismo debería condenar con energía lo que calificó de “ofensa grave” que no “fue una casualidad”.


Interpretaciones conflictivas


Tras una larga sesión a puerta cerrada, en la que se suelen debatir el texto y los puntos y comas, se produjo una resolución de solidaridad de los estados miembros de la OEA con el presidente de Bolivia, Evo Morales, y su pueblo.


No es sorprendente que Estados Unidos agregó un pie de página a la resolución para manifestar que no se unía a esta por lo que consideró falta de claridad de los hechos. Añadió que la OEA no era el foro apropiado para discutir estas diferencias que se deben resolver de manera bilateral entre los países afectados.


Canadá tampoco se plegó a la resolución aduciendo interpretaciones conflictivas de los involucrados y también exhortó a la búsqueda de una resolución por canales diplomáticos.


España tomó la palabra para protestar que la resolución había perdido el lenguaje positivo de las discusiones de la mañana y volvió a insistir en que todavía tenía un tono un tanto teatral. Italia volvió a expresar su desilusión de continuar siendo mencionada en el texto. “La OEA se convirtió en un tribunal que encontró culpable a Italia sin pruebas”, manifestó el observador permanente Sebastiano Fulci.


Argentina resumió el sentimiento regional diciendo que “no es casualidad de cuatro países europeos haya bloqueado simultáneamente el vuelo de un avión presidencial. La potencias involucradas podrían por lo menos pedir perdón. Deben pedir perdón a todos nosotros porque hoy todos somos Bolivia”.


Disgusto sin repercuciones


Aunque la resolución muestra disgusto de parte de los países latinoamericanos, no tiene mucho filo. Pero según Michael Schifter, presidente del centro de investigación basado en Washington Diálogo Interamericano, lo que pasó con el avión del presidente Morales fue inexplicable e inaceptable y había que expresarlo, ventilarlo y denunciarlo.


“Tocó un nervio en la región. La situación tiene esa connotación imperialista y de mano dura y no se refleja muy bien en Estados Unidos”, afirmó el analista. “En un momento en que el presidente Obama está diciendo que no hay socios mayores ni menores y que todos son iguales, esto demuestra que no es así”.


Sin embargo, Schifter no cree que el disgusto vaya a tener grandes implicaciones y consecuencias en la relación entre los bloques.


“El presidente Santos de Colombia ha tomado una posición distinta, diciendo que es algo que se tiene que condenar pero hay que tomarlo con una perspectiva más amplia pues hay mucho en juego entre América Latina y Europa”, dijo el presidente de Diálogo Interamericano.


Lo que está por verse ahora es qué repercusiones tendrá la resolución sobre el futuro del exanalista de la CIA, Edward Snowden, todavía estancado en el área de tránsito del aeropuerto de Moscú a medida que se achican sus opciones de asilo político.


Michael Schifter indicó que lo que le pasó al presidente Morales generó una reacción muy fuerte de la mayoría de los países en la región, incluyendo Venezuela, lo que explica por qué concedió asilo político a Snowden.


“Todavía no está muy claro que Snowden quiere ir a Venezuela ni que Caracas tampoco lo quiera ahí”, dijo. “Mucho de esto son posturas pero hay muchos obstáculos logísticos e implicaciones políticas”.


Primero habría que considerar cómo volaría Snowden desde Rusia a Venezuela sin que un país le cierre el espacio aéreo. Tendría que hacer escala en Cuba, pero es posible que La Habana no quiera meter la cuchara pues está llevando conversaciones con EE.UU. sobre varios temas, aseguró Schifter.


Y “si Snowden llega a Venezuela esto destruye cualquier posibilidad de acercamiento entre Caracas y Washington, sería el fin de todo eso”, concluyó.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×