Martes, 21 de febrero de 2017

| 2009/10/21 00:00

OEA dice que continuará gestiones en Honduras

Las negociaciones se encuentran estancadas desde el pasado viernes debido a que las partes no se han puesto de acuerdo sobre el regreso de Zelaya.

OEA dice que continuará gestiones en Honduras

La OEA continuará realizando gestiones para resolver la crisis política en Honduras aunque las negociaciones actuales están estancadas, anunció el miércoles el secretario general del organismo, José Miguel Insulza.

"Hay un proceso de estancamiento en las negociaciones, y es necesario esforzarse por sacarlo adelante", dijo Insulza en un informe ante la Organización de Estados Americanos.

La OEA "continúa promoviendo el diálogo" entre el gobierno de facto de Roberto Micheletti y el mandatario derrocado Manuel Zelaya, añadió.

El conflicto en Honduras está virtualmente estancado desde el viernes último, ya que las partes no se ponen de acuerdo sobre el posible regreso de Zelaya a la presidencia.

A pesar del estancamiento, "ninguna de las dos partes ha mencionado la posibilidad de abandonar las negociaciones", dijo Insulza, destacando que "obviamente el diálogo tiene gran importancia para los hondureños".

Aun así, advirtió que para que el diálogo prospere, las partes no deben proponer temas en los que saben que no van a estar de acuerdo, como por ejemplo el tema de definir lo ocurrido en junio cuando Zelaya fue derrocado: Zelaya y sus partidarios dicen que fue un golpe de estado; el gobierno de Micheletti y sus partidarios sostienen que fue una destitución apegada a la constitución.

Insulza expresó su "preocupación importante" sobre la situación en la embajada de Brasil en Tegucigalpa, donde Zelaya se ha refugiado, y denunció que las fuerzas de seguridad hondureñas han lanzado una campaña de "hostilidad" contra la sede diplomática.

"El problema es que la hostilidad sigue, el problema es que siguen los gestos hostiles, los ruidos nocturnos y las manifestaciones y las provocaciones y eso es preocupante", expresó.

Entretanto Ruy Casaes, embajador de Brasil ante la OEA, denunció que las fuerzas de seguridad hondureños aplican técnicas de "tortura" contra el personal de su embajada en Honduras.

"La delegación de Brasil deplora los actos del régimen de facto de violación a los derechos humanos y exige el fin inmediato de la situación de la tortura a los ciudadanos brasileños y hondureños que se encuentran" en la sede diplomática, expresó.

Denunció que los agentes hacen ruidos de corneta e imitan ruidos de animales en la noche, y acusó a las autoridades hondureñas de demorar el envío de alimentos a la sede.

Por su parte, el embajador estadounidense W. Lewis Amselem acusó al gobierno de Micheletti de inflexibilidad en las negociaciones.

"Hemos hallado que en la más reciente ronda de discusiones, el régimen de facto no se ha mostrado tan flexible ni dispuesto a negociar como lo ha estado el presidente Zelaya. Exhortamos al gobierno de facto a considerar las negociaciones tan seriamente como lo hace el presidente Zelaya y a considerarlas como él las considera: una posible salida a este impasse", dijo el diplomático estadounidense.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.