Martes, 21 de octubre de 2014

| 2013/09/13 00:00

Siria: Ban acusa a al Asad de crímenes contra la humanidad

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, revela que el ataque del 21 de agosto dejó 1.400 muertos.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon. Foto: AP
;
AFP

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, acusó el viernes al presidente sirio, Bashar al Asad, de haber "cometido numerosos crímenes contra la humanidad", al tiempo que Rusia y Estados Unidos proseguían sus negociaciones sobre el control internacional del arsenal químico sirio.

La declaración de Ban ensombrece las conversaciones entre los jefes de la diplomacia de Estados Unidos y de Rusia, que proseguían por segundo día consecutivo en Ginebra, con la esperanza de que un avance sobre el control de armas químicas facilitará la celebración de una conferencia de paz.

En Nueva York, Ban Ki-moon estimó que el informe de expertos de la ONU confirmará "de manera concluyente la utilización de armas químicas" en Siria, aunque no atribuyó directamente la responsabilidad de su utilización al régimen sirio. Sin embargo, acusó claramente al presidente Bashar al Asad de haber "cometido numerosos crímenes contra la humanidad" y dijo estar "convencido de que los responsables rendirán cuentas cuando todo haya acabado".

El informe de los expertos de la ONU que investigaron en el lugar de los hechos las acusaciones de masacre con armas químicas el pasado 21 de agosto, cerca de Damasco, se espera el lunes, según París. Su mandato no prevé sin embargo que designen a los responsables del ataque.

En Ginebra, el Secretario de Estado norteamericano, John Kerry, dijo estar determinado, junto a su homólogo ruso, Serguei Lavrov, a "trabajar juntos, empezando por la iniciativa sobre las armas químicas, con la esperanza de que nuestros esfuerzos traigan resultados y aporten paz y estabilidad a esta región".

"Ambos acordamos (...) reunirnos nuevamente en Nueva York más o menos cuando se celebre la Asamblea General de la ONU, alrededor del día 28, para ver si es posible encontrar una fecha para esa conferencia" de paz sobre Siria, añadió.

Tras una reunión en la que participó también el emisario de Naciones Unidas y de la Liga Árabe para Siria, Lakhdar Brahimi, Lavrov reafirmó el compromiso de Rusia a favor de una conferencia de paz. Llamó a "todos los grupos de la sociedad siria a que sean representados". "Las partes sirias deben llegar a un consentimiento mutuo sobre el órgano de gobierno de transición que dispondrá de toda la autoridad", insistió.

Brahimi está a cargo de la preparación de una conferencia internacional, conocida como "Ginebra 2", para encontrar una solución política al conflicto sirio que ha dejado ya más de 110.000 muertos, pero su misión está bloqueada desde hace varios meses debido a una falta de consenso internacional.

La Coalición Nacional de la oposición siria, reunida por dos días en Estambul para tratar de formar un gobierno provisional, consideró el viernes en un comunicado que las "promesas del régimen sirio" para poner bajo control internacional sus armas químicas, "no son más que nuevas tentativas para engañar a la comunidad internacional e impedirle castigarle por sus crímenes".

Francia refuerza la ayuda a la oposición

El presidente francés, François Hollande, y los jefes de la diplomacia saudí, jordana y emiratí se pusieron por su parte"de acuerdo sobre la necesidad de reforzar el apoyo internacional a la oposición democrática" en Siria, "para permitirle hacer frente a los ataques del régimen", anunció el viernes la presidencia francesa. El Elíseo no dio más detalles sobre este refuerzo.

Por el momento, Francia sólo entrega material no letal a la oposición, pero varios países del Golfo sí entregarían armas.

El jueves, el presidente sirio se comprometió a enviar a las Naciones Unidas los documentos para adherirse a la Convención Internacional para la Prohibición de Armas Químicas, pero con condiciones: que Estados Unidos deje de "amenazar" con una intervención militar y que cese de "dar armas" a los rebeldes.

El presidente ruso, Vladimir Putin, dijo este viernes que esta decisión de Siria es un "paso importante" hacia una solución de la crisis en el país. "Creo que debemos felicitarnos de esta decisión del gobierno sirio", dijo en una cumbre regional en Kirguistán.

Sin embargo, en su edición del viernes, The Wall Street Journal, afirma que el régimen sirio empezó a diseminar su arsenal químico en cincuenta lugares diferentes para complicar las labores de control.

Las conversaciones en Ginebra, que empezaron el jueves y durarán al menos dos días, y en las que participan expertos en materia desarme, se centran en la manera de colocar las armas químicas de Siria bajo control internacional. Pretenden evitar una posible intervención militar de Estados Unidos y Francia como castigo a la masacre cometida con armas químicas el 21 de agosto, atribuida por los estadounidenses al régimen de Asad.

Las primeras conversaciones del jueves se desarrollaron en una atmósfera "constructiva", aseguraron responsables estadounidenses.

Por otra parte, en un informe publicado en Beirut el viernes, la ONG Human Rights Watch (HRW) afirma que las fuerzas del régimen sirio ejecutaron al menos a 248 personas en dos pueblos sunitas de la provincia costera de Tartus el 2 y el 3 de mayo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×