Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2010/02/17 00:00

Pakistán confirma arresto de líder del Talibán

Baradar era el segundo al mando después del fundador del Talibán Mulá Mohammad Omar y se decía que estaba a cargo de las gestiones diarias del consejo del liderazgo de la organización.

Pakistán confirma arresto de líder del Talibán

El vocero principal del ejército de Pakistán confirmó el miércoles el arresto del segundo líder del Talibán afgano Mulá Abdul Ghani Baradar.

El comunicado del general de división Athar Abbas fue la primera confirmación oficial de que Baradar está bajo custodia paquistaní.

Funcionarios de Pakistán y Estados Unidos dijeron el martes que Baradar fue arrestado a inicios del mes en la sureña ciudad de Karachi en lo que fue interpretado como un golpe importante al movimiento rebelde en Afganistán y como un estímulo a los esfuerzos estadounidenses en su guerra en ese país.

Abbas señaló en un mensaje enviado a reporteros que ya se completaron los "procedimientos detallados de identificación" y que Mulá Baradar está entre varias personas arrestadas recientemente. El militar no agregó más detalles sobre el arresto, citando razones de seguridad.

Baradar era el segundo al mando después del fundador del Talibán Mulá Mohammad Omar y se decía que estaba a cargo de las gestiones diarias del consejo del liderazgo de la organización, que se cree tiene su sede en Pakistán.

Fue miembro fundador del Talibán y es la figura más importante del movimiento islámico de línea dura que ha sido arrestado desde la invasión a Afganistán encabezada por Estados Unidos en el 2001.

La Casa Blanca se ha negado a confirmar la captura de Baradar. El vocero Robert Gibbs dijo a reporteros que el combate contra extremistas involucra asuntos sensibles de inteligencia y agregó que cree que es mejor recabar esa información sin hablar sobre ella.
Baradar, quien también funcionó como vínculo entre Mulá Omar y comandantes de campo, ha estado detenido durante más de 10 días y estaba siendo interrogado, dijeron el martes a la AP dos funcionarios paquistaníes de inteligencia.

Uno de ellos señaló que Baradar les ha proporcionado "información útil" y que Pakistán la ha compartido con sus homólogos estadounidenses. Los funcionarios pidieron no ser identificados por nombre debido a que no estaban autorizados para hablar con periodistas.

El arresto de Baradar sugiere que los poderosos servicios de inteligencia paquistaníes están listos para negar refugio a líderes militantes afganos en Pakistán, algo de lo cual han sido acusados desde hace mucho tiempo.

El arresto también podría impulsar a otros líderes insurgentes —que se cree se ocultan en Pakistán— hacia negociaciones de reconciliación con el gobierno afgano, un desarrollo que es visto cada vez más como crucial para terminar la guerra de ocho años.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.