Martes, 6 de diciembre de 2016

| 2015/10/16 08:37

Otro día de horror en Palestina

El incendio de un sitio sagrado bíblico, los apuñalamientos de ciudadanos israelíes y los enfrentamientos entre soldados y manifestantes marcaron otra jornada violenta en Cisjordania.

Hasta ahora, los enfrentamientos han dejado siete israelíes y 32 palestinos muertos. Foto: EFE

No había despuntado el alba cuando decenas de palestinos atacaron con bombas molotov el santuario de José, un sitio sagrado judío, situado en Nablús, una ciudad controlada por la autoridad palestina en Cisjordania.

El presidente palestino, Mahmud Abás, describió el acto como “irresponsable” y condenó por primera vez los ataques de palestinos contra ciudadanos israelíes, que han hecho temer que ambas comunidades estén a las puertas de una tercera intifada (o insurrección palestina).

Los enfrentamientos –que no han cesado en 2015– se agudizaron el 1 de octubre. El detonante fue un rumor según el cual Israel iba a prohibirles a los palestinos el acceso a la Explanada de las Mezquitas (para los palestinos) o el Monte del Templo (para los israelíes).

Desde entonces, en toda Cisjordania se han registrado decenas de ataques con cuchillos, navajas y otras armas blancas, la gran mayoría cometidos por palestinos.

Hasta la fecha, los enfrentamientos han dejado siete israelíes y 32 palestinos muertos, entre ellos varios atacantes. Los últimos cuatro fallecieron hoy. Uno de ellos, que se hacía pasar por un periodista, fue abatido por soldados israelíes tras herir gravemente con un puñal a un soldado israelí en Cisjordania.

Otro fue alcanzado por disparos durante enfrentamientos con el Ejército israelí en Nablus. Y otros dos sufrieron la misma suerte en Gaza, un enclave palestino cerca de la frontera con Egipto  donde la violencia se extendió la semana pasada. Estaban participando junto con un centenar de personas e cerca de la barrera que separa a Israel de ese territorio.

A su vez, varios grupos palestinos llamaron a manifestarse durante el “viernes de la revolución”. Este fue lanzado tras un anuncio de la Policía de Israel, según el cual solo los hombres de más de 40 años estarían autorizados a visitar la Explanada de las Mezquitas para “impedir cualquier ataque terrorista”.

Se trata de un lugar sagrado para las dos comunidades, donde se desencadenó en 2000 la segunda intifada tras la polémica visita del entonces líder de la oposición israelí Ariel Sharon. Este fue elegido primer ministro en 2001 y ocupó el cargo hasta 2006.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, declaro su “profunda inquietud” por la espiral de violencia. Por su parte, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas se reunió de urgencia para abordar el tema por iniciativa de Jordania, el único miembro árabe de esa entidad.

Por ahora, los ataques han sido instigados sobre todo por las redes sociales, en donde se encuentran videos de grupos terroristas que explican ‘cómo matar a un judío’. Pero existe el temor de que grupos radicales dirijan abiertamente la ofensiva y escalen una situación ya de por sí explosiva.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.