Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 1982/09/06 00:00

"PANAMA SE MANTIENE VIGILANTE"

Tres días antes de la renuncia de Aristides Royo SEMANA entrevistó en Panamá a Moisés Torrijos, hermano del desaparecido general Omar Torrijos, y examinó con el los temas que, tras el cambio de gobierno cobran actualidad

"PANAMA SE MANTIENE VIGILANTE"

SEMANA: ¿Cuáles, desde su punto de vista, la situación del movimiento torrijista? Algunos sectores estarían interesados en el desmonte delproceso Torrijos. ¿Cuáles son los síntomas de ese fenómeno?
MOISES TORRIJOS: Cuando murió el general, todos pensaron que iba a haber un quebrantamiento, un cambio, una ruptura sensible de la línea dejada por Omar, de la estructura que había creado. Pero él sabía como lo dijo en alguna ocasión, palabras más, palabras menos: " Yo no he de morir de pie o en una cama, yo he de morir violentamente como violenta fue mi vida. Cuando esto ocurra, lo único que les pido es que tomen la bandera y continúen adelante"
Al principio sí se sintió bastante un vacío de poder pero como el general había tenido la prevención de entrenar los cuadros a nivel militar, incluso se había replegado desde 1978, y se había restringido solo a la comandancia de la Guardia Nacional y eran otros los que estaban gobernando, así el relevo pudo continuar su obra de gobierno.
Desde luego no hay Omares Torrijos todos los días, ni la revolución está marchando con la misma velocidad que él le imprimió, pero la línea torrijista se ha mantenido.
Ahora bien, en cuanto a lo del desmonte: yo he sido de los que opinan que el general fue asesinado, eliminado físicamente. Que no murió en accidente, sino como consecuencia de un atentado. Ya eliminado físicamente, las mismas fuerzas que tuvo en contra estando en vida, que son las fuerzas oligárquicas de Panamá con la ayuda del imperialismo norteamericano, con la ayuda de los partidos de derecha, por ejemplo, el Demócrata Cristiano, están utilizando todos los recursos en dinero y energías y todo el andamiaje para borrar también la imagen política del general. Contra eso, el pueblo panameño y el gobierno están alertas. Conocedores de este fenómeno, unos y otros están en lucha para que el torrijismo no solo viva, sino se incremente.
Yo creo que el general Torrijos dejó cuatro columnas fundamentales del proceso, bien armadas, bien estructuradas. Una, el poder civil, o sea el órgano ejecutivo en manos de chicos porque es gente de 30 y 35 años, salidos de la entraña nacional, ninguno salido de familias oligárquicas, sino de gente progresista. Dos, una Guardia Nacional con un nuevo concepto del hombre de uniforme, lo que él llamaba el uniforme al servicio del pueblo, algo muy distinto de lo que se conoce en la América Central, especialmente en El Salvador y Guatemala y los ejércitos del Cono Sur. Esa es una de las grandes conquistas de la obra del general Torrijos. Tres, el poder popular. Otra de las conquistas enormes de la revolución panameña. A esa es a la que le teme la oligarquía. El cuarto es el Partido Revolucionario Democrático, fundado por él y con líneas diseñadas por él.
S: ¿Cuál sería el esquema de los partidos políticos panameños que apoyan al movimiento torrijista y cuáles los que se le oponen, desde la derecha y la izquierda?
M.T.: Los partidos del proceso son, el más grande el PRD, el FRANPU (Frente Amplio de Profesionales), y el partido del pueblo (el Partido Comunista de Panamá). Durante todo el proceso la izquierda torrijista apoyó al general. Y algunos otros que se están formando para apoyar el proceso.
Es muy probable que también apoye el Partido Liberal Panameño, un partido escindido ahora en dos o tres partes, pero que las más representativas estarían con el torrijismo, más los grupos independientes, y las mayorías silenciosas que es muy posible que no se vayan contra el gobierno. Pues un pueblo que está viendo la bandera panameña flamear sobre el cerro Ancoon, que simboliza el rescate de la soberanía de Panamá, no va a votar contra ese proceso. Contra el proceso están la oligarquía, representada particularmente en el Partido Demócrata Cristiano, por el partido de Arnulfo Arias que fue tres veces presidente y tres veces derrocado, a los pocos meses. Otro grupúsculo se llama Movimiento Liberacionista Renovador Nacionalista y otros partidos, Partido Popular (PAPU), dirigido por un abogado ex-socialista, Carlos Ivan Zúñiga. Otro en contra es el Partido Nacional Popular (PNP) de Olindo Sánez, ex-dirigente estudiantil que no se sabe si está en la extrema derecha o izquierda.
S.: En este proceso por el mantenimiento de la herencia de Torrijos, o su modificación, ¿qué concesiones ha tenido que hacer el gobierno?
M.T.: No ha habido que hacer concesiones, por ahora. Probablemente al final habrá que hacer alianzas como la del liberalismo. Pero no con la oligarquía ni con las viejas estructuras que cada día están más distantes. En Panamá se da un fenómeno que no existe en ninguna parte del mundo. El estudiantado, los universitarios están con el gobierno a través de la Federación de Estudiantes de Panamá.
El sentimiento anti-imperialista de los panameños es latente en la vida cotidiana. Eso se da mientras el tratado Torrijos-Carter no se cumple por parte de Estados Unidos. O sí lo están cumpliendo pero a regañadientes, con regateos. A cada rato tenemos que estar protestando. Se terminó de una vez por todas, y para siempre la ignominiosa cláusula de la perpetuidad. Esa es una de las conquistas que se le debe al general Torrijos. El 31 de diciembre de 1999 a las 12 del día, hora de Panama, ya no habrá un solo soldado norteamericano en la Zona del Canal. El tratado establece que cada dos, tres años van devolviendo algo. Hasta ahora ya han devuelto los puertos de Balboa en el Pacífico y de Colón en el Atlántico, los puertos con toda su infraestructura, las ciudades que ocupó la población civil. Ellos han quedado sólo con las 14 bases militares. Antes había un gobernador norteamericano --Omar decía: "¿Gobernador de qué? este no es un Estado" . De acuerdo con el nuevo tratado del canal, se administra conjuntamente por panameños y norteamericanos. En la comisión del canal hay cinco norteamericanos y cuatro panameños. Ellos tienen mayoría. Por eso es que abusan. Ya en 1990 será a la inversa. Hasta el año dos mil. Por lo tanto, están cumpliendo. Por ejemplo, se estableció que un 30 o 33% de cada dólar por concepto de peaje, le corresponde a Panamá. Eso lo pagan religiosamente desde que entró en vigencia.
Una de las conquistas más importantes fue el lo. de abril de 1982, que según el tratado se cumplían los tres primeros años y entramos en posesión ya no sólo de tierras y aguas, sino de jurisdicción de la zona del canal, de los tribunales de justicia, la política, los sistemas penitenciarios que ya no son norteamericanos sino panameños. En ese caso se cumplió al pie de la letra.
Estoy seguro que como el pueblo panameño se mantiene vigilante los norteamericanos se resignaron a cumplir en los términos.
S.: En vista de que en dos años habrá elecciones, ¿es previsible una cohesión de la Guardia Nacional para ese entonces?
M.T.: La respuesta es afirmativa.
Puedo adelantar que la cúpula del partido ya ha pensado en la persona. La postulación no se ha hecho aún.
Pero se trata del general Ruben Darío Paredes, comandante en jefe de la Guardia Nacional. Un alumno distinguido del general Torrijos, quien si viviera, vería con muy buenos ojos esa candidatura para el período presidencial 84-90. De manera que aquí tenemos ya un candidato, que es hechura del general Torrijos, quien debe esperar su licenciatura, pues aquí los militares pueden elegir pero no pueden ser elegidos. Así que él se jubila y ya como un ciudadano, sería el candidato a la presidencia. Por otra parte, del lado civil hay un elemento muy prestigioso como la misma Bertha Torrijos de Arosemena, actual presidenta del PRD, quien es ahora mismo precandidata a la vicepresidencia.
S.: ¿Quién es el general Paredes?
M.T.: Es un hombre con gran capacidad de trabajo. Ya lo demostró cuando el general Torrijos fue jefe de Estado. Entonces lo probó al ser Ministro de Desarrollo Agropecuario.
Hizo un gran trabajo como administrador. Es un hombre que se mueve en otras actividades diferentes a las propias de la comandancia de cuartel.
Está siempre en actividades cívicas. Es un hombre de una gran vocación de servicio. Muy querido dentro y fuera de los cuarteles, incluso es un hombre de gran atracción popular. Podríamos decir que es de unos 50 o más años, de gran trayectoria en la Guardia Nacional. Ha ido escalonando por méritos propios todas las escalas hasta llegar a General y Comandante, y tiene todo el puntaje para reemplazar al general Torrijos.

S.: ¿Qué papel le ve usted, en este proceso, a la extensión de los movimientos de liberación en Centroamérica?
M.T.: Estos países, con las dificultades que afrontan, siguen adelante sin pausa. Serán pausas tácticas las que se den. No está lejano el día en que la América Central estará liberada del imperialismo norteamericano. Panamá, su pueblo y el gobierno, desde octubre del 68, ha protestado contra la utilización de las bases del canal para la intervención de norteamérica. Esas bases militares, según el tratado, serán desmanteladas poco a poco. Ahora, los Estados Unidos no harán una intervención directa sino muy indirecta, más aún, con la ida al suelo del TIAR, que se hizo añicos.
Todas esas doctrinas de"América para los americanos" ya no son vigentes. Por la correlación de fuerzas ya los Estados Unidos no podrán hacer lo de Santo Domingo en el 66, ni lo de Nicaragua. Nada impedirá el avance progresivo de la revolución en Centro América, especialmente en El Salvador y Guatemala. -
¿SE REVIERTE EL PROCESO?
Luis Castilla Bravo, Jefe de redacción del diario panameño "Crítica" respondió esta pregunta de SEMANA analizando el estado de varios sectores de la vida nacional de ¡Panamá. He aquí los principales apartes.
Agricultura. En cuanto a la tenencia de la tierra no se ha dado marcha atrás. Existe el Instituto de Reforma Agraria, creado por Torrijos, pero nunca se planteó como una reforma agraria abierta, sino más bien como asentamientos agrícolas sin expropiación directa. En este proceso no ha habido avances, pero tampoco los asentamientos agrícolas establecidos en el primer período han retornado a los antiguos terratenientes.
En lo que se han producido concesiones es en cuanto a las facilidades crediticias y mayor proteccionismo para los grandes hacendados; mayores garantias de mercadeo, seguros agricolas, política especial de precios y eliminación de impuestos para mantener los niveles de producción ante las presiones de ese sector.
Esta situación se empezó a insinuar desde el repliegue de Torrijos cuando él resolvió retirarse bajo el argumento de que era necesario retirar el santo para preservar la religión", contra la opinión de algunos sectores.
Industria. El torrijismo se caracterizó por la creación de empresas estatales y empresas mixtas. Fue un período de mucho ensayo y mucho error, con grandes despilfarros. Recordar las industrias de harina de yuca que fracasaron definitivamente, como las de concentrados, donde se presentó gran especulación por parte de los productores y tampoco marcharon las de enlatados de pescado, alcohol y sal.
Educación. Existe una dicotomía. Han crecido los centros de atención infantil hasta los 5 años, incluidos dentro del plan educativo de la revolución torrijista para un período escolar de 9 años que ante la caida de la reforma retornó al viejo sistema de 6 años (paro de educadores 1979). Así, el actual sistema educativo se rige por los lecretos que datan de 1955 y 1969. En Panamá hay un 11% de analfabetismo.
De los códigos propuestos por el torrijismo para reformar la estructura de poder del Estado, el único que se aprobó fue el de trabajo, hoy virtualmente desmontado tras su aplicación bajo el argumento de extralimitación por parte de las dirigencias sindicales.
¡Poder popular. A raíz del repliegue se creó la figura jurídica de los legisladores que a mi manera de ver es una concesión a los viejos grupos políticos. La nueva constituyente que se trata de imponer no beneficiaría el proceso que en muchos aspectos manifiesta síntomas de negociación, de desmonte.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.