Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/9/2013 12:00:00 AM

Papa exigió el retiro de su estatua en Buenos Aires

Menos de 10 días estuvo exhibida la estatua en la Catedral Metropolitana de Buenos Aires.

La obra de tamaño natural y elaborada por el escultor Fernando Pugliese mostraba a un sumo pontífice sonriente y alegre en medio de los jardines de la Catedral Metropolitana de Buenos Aires. Un sentido homenaje para el primer papa latinoamericano.

Todos se encontraban felices e incluso se inclinaban ante el monumento, además, los turistas que visitaban la catedral bonaerense se incrementaron desde que Jorge Mario Bergoglio asumió el mando del Vaticano.

Sin embargo, hubo un pequeño detalle con el que no contaron los argentinos y una sola persona a la que no le gustó la exhibición de la estatua. El papa Francisco puso el grito en el cielo apenas se enteró de la existencia de la obra de arte y lo primero que dijo fue: “¡saquen eso de inmediato!”.

El cumplimiento de la orden papal no se hizo esperar e inmediatamente Buenos Aires procedió a retirar la “estatua de la discordia” que además se exhibía junto a la Virgen de Luján, patrona de los argentinos católicos.

Al parecer a la Iglesia Católica argentina se le olvidó que el papa Francisco se ha caracterizado por su sencillez y que precisamente no gusta de esa costumbre humana de exaltar e idolatrar al hombre.

Con el retiro de la estatua, también se pospuso la inauguración de un museo con objetos del papa en la Catedral. La presentación oficial estaba planeada para el 7 de julio, pero el proyecto quedó suspendido indefinidamente.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.