Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/24/2011 12:00:00 AM

Papa pide que sean acogidos los refugiados que llegan de África a Europa

Ante unas 150.000 personas que llenaron la plaza de San Pedro, el papa pronunció el Mensaje Pascual e impartió la bendición "Urbi et Orbi".

El papa Benedicto XVI pidió este domingo que sean acogidos los inmigrantes y refugiados que desde África se dirigen a Europa huyendo de los conflictos en sus países, que la diplomacia y el diálogo ocupen el lugar de las armas en Libia y que se favorezca el acceso de las ayudas humanitarias a ese país.

Ante unas 150.000 personas que llenaron en una mañana soleada la plaza de San Pedro, el papa pronunció el Mensaje Pascual en el que repasó la situación en el mundo y aseguró que la resurrección de Cristo "no es fruto de una especulación, de una experiencia mística, sino que es un acontecimiento que sobrepasa la historia".

Benedicto XVI subrayó que la resurrección da fuerza y significado a toda esperanza humana, deseos y proyectos, pero que "mientras en el cielo todo es paz y regocijo, aquí, en nuestro mundo, el aleluya pascual contrasta con los lamentos y el clamor que provienen de tantas situaciones dolorosas: miseria, hambre, enfermedades, guerras, violencias".

Su pensamiento fue hacia las personas que huyen de las guerras y hambre en África y buscan un futuro mejor en Europa y pidió que la solidaridad de todos llegue a los numerosos inmigrantes y refugiados que provienen de diversos países africanos, que "se han visto obligados a dejar sus afectos más entrañables".

Añadió que "los hombres de buena voluntad abran el corazón a la acogida, para que, de manera solidaria y concertada se puedan aliviar las necesidades urgentes de tantos hermanos".

Pidió también que en Libia, la diplomacia y el diálogo "ocupen el lugar de las armas" y que en la actual situación de conflicto, "se favorezca el acceso a las ayudas humanitarias a cuantos sufren las consecuencias de la contienda".

Benedicto XVI abogó para que en los países del norte de África y de Oriente Medio todos los ciudadanos, especialmente los jóvenes, se esfuercen en promover el bien común y en construir una sociedad en la que la pobreza sea derrotada y se respete al ser humano.

"Que el fulgor de Cristo llegue también a los pueblos de Oriente Medio, para que la luz de la paz y de la dignidad humana venza a las tinieblas de la división, del odio y la violencia", afirmó.

En su recorrido por el mundo, Benedicto XVI se detuvo en Costa de Marfil y exhortó a los marfileños a que emprendan un camino de reconciliación y perdón "para curar las profundas heridas provocadas por las recientes violencias".

De África pasó a Asia, a Japón, país del que el Pontífice dijo que afronta en estos momentos las dramáticas consecuencias del reciente terremoto.

Abogó para que encuentre alivio y esperanza, así como también los países que en los últimos meses han sido probados por calamidades naturales que han sembrado dolor y angustia, entre ellos Colombia.

El Papa se refirió asimismo a las persecuciones en los últimos tiempos contra los cristianos en diferentes países del mundo, como Pakistán.

Concluido el mensaje, impartió la bendición "Urbi et Orbi" (a la ciudad de Roma y a todo el mundo) en 65 idiomas, entre ellos el español, portugués y guaraní.

"Os deseo a todos una buena y feliz fiesta de Pascua, con la paz y la alegría, la esperanza y el amor de Jesucristo Resucitado", dijo en español.

En portugués deseó "uma Pascoa feliz com Cristo Ressuscitado" y en guaraní: "ña nerenyhe vy'agui, Aleluya".

Antes del mensaje pascual, Benedicto XVI ofició la misa de Resurrección en la plaza vaticana, adornada con 44.000 flores, entre rosas, claveles, margaritas, lirios, flor del manzano, tulipanes, rododendros, magnolias, narcisos y jacintos, que la convirtieron en un jardín.

El Obispo de Roma ofició la misa pocas horas después de que esta medianoche celebrara la Vigilia Pascual, en la que rechazó que en el universo en expansión, "en un pequeño ángulo cualquiera del cosmos, se formara por casualidad una especie de ser viviente, capaz de razonar y de tratar de encontrar en la creación una razón o dársela".

"Si el hombre fuese solamente un producto casual de la evolución en algún lugar al margen del universo, su vida estaría privada de sentido o sería incluso una molestia de la naturaleza", aseguró.
EFE
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.