Sábado, 20 de septiembre de 2014

| 2013/02/26 00:00

Para Irán, Michelle Obama muestra mucha piel

Los medios iraníes realizaron un burdo ‘photoshop’ en el que le cubrieron parte del pecho a la primera dama.

En la imagen de la derecha se puede apreciar como los medios iraníes se valieron del photoshop para cubrir la piel de Michelle Obama. Foto: .

El gobierno iraní está realmente molesto con la elección de la película 'Argo' como ganadora del máximo galardón de los premios Oscar. A su furia no solo se suma que ellos consideran la historia una farsa y muy lejana a la realidad, sino que quien entregó el premio fue uno de las máximos íconos de occidente, la primera dama de Estados Unidos, Michelle Obama. 

Además, hay un detalle que causó revuelo en las redes sociales. Los medios iraníes realizaron un burdo ‘photoshop’ en el que le cubrieron parte del pecho y de los brazos a la foto original donde Michelle aparece con un vestido escotado y hace anuncio del premio.

Dicho suceso es entendible si se recuerda que en la cultura musulmana no es apropiado ni bien visto que una mujer muestre más piel que la de sus manos y rostro. Pero al parecer ese no fue el único motivo para realizar el curioso retoque de la imagen. Todo parece indicar que Irán trató de manifestar su enojo y el tratamiento que le dieron a la fotografía fue una forma de llamar la atención acerca de su inconformidad con los Oscar.

“Esta película anti-iraní carece de valor artístico”, ha declarado el ministro de Cultura y Orientación Islámica, Mohamed Hoseini. Según este responsable iraní, Argo “ha sido elegida para el principal galardón gracias a una campaña generalizada de financiación y publicidad (…) destinada a llamar la atención del mundo entero”.

El gobierno iraní insiste en que otorgarle varios galardones a Argo, entre ellos el de Mejor Película, es una decisión política encubierta de cultura.

Argo cuenta el dramático rescate de seis funcionarios de la Embajada de Estados Unidos en Teherán que lograron escapar del asalto a la sede diplomática por un puñado de estudiantes revolucionarios en noviembre de 1979. La historia está basada en el libro del mismo título escrito por el agente de la CIA que coordinó su salvamento y a quien interpreta Ben Affleck, también director de la cinta. 

La tensión entre el país oriental y Estados Unidos parece trascender la esfera política y ubicarse también en el campo social y cultural.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×