Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2010/08/17 00:00

Parejas gay en Ciudad de México podrán adoptar

La Corte aprobó por nueve votos contra dos la medida que ha generado posiciones encontradas en la sociedad mexicana.

Parejas gay en Ciudad de México podrán adoptar
;
BBC

Los matrimonios homosexuales casados en Ciudad de México sí podrán adoptar menores de edad. Ésta es la resolución final adoptada el lunes por la Suprema Corte de Justicia de la Nación, tras un intenso debate iniciado la semana pasada.

El máximo tribunal del país falló a favor de la adopción por nueve votos contra dos, confirmando así la constitucionalidad de ese derecho para las parejas del mismo sexo.

Con este fallo la Suprema Corte resuelve el recurso de inconstitucionalidad que había sido promovido por el gobierno federal a través de la Procuraduría General de la República, después de que el pasado mes de marzo entraran en vigor las modificaciones del Código Civil que permiten las bodas entre homosexuales en Ciudad de México.

Las uniones entre personas del mismo sexo fueron aprobadas en diciembre de 2009 por la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, con mayoría del Partido de la Revolución Democrática (PRD), de izquierda, y pese al rechazo del oficialista Partido de Acción Nacional (PAN).

La familia, primero

Los ministros de la Corte enfatizaron que la constitución mexicana protege a la familia, sin importar el tipo de modelo.

Varios de los magistrados dijeron que sería "discriminatorio" que las familias formadas por personas del mismo sexo no tuvieran los mismos derechos que las integradas por heterosexuales.

"Sería constitucionalizar la discriminación", dijo el magistrado Arturo Zaldívar durante la sesión del lunes.

Los miembros de la Corte también señalaron que su fallo responde a criterios jurídicos, basados en el derecho y conforme a un estado laico.

Decisión controvertida

El pasado 5 de agosto la Corte ya había determinado que los matrimonios entre personas del mismo sexo que se realicen en Ciudad de México deben ser reconocidos en el resto del país, sin que ello implique que el resto de los estados mexicanos tenga que permitir que en su territorio se celebren bodas gay.

Pero la decisión sobre los derechos de adopción era considerada por muchos como la más delicada dentro de este polémico debate legal.

El presidente del partido gobernante PAN, César Nava, consideró "lamentable" la resolución de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Aún reconociendo que la decisión será acatada, dijo que la considera contraria a "la letra y el espíritu de la Constitución".

Asimismo, el director de la organización mexicana Provida, Jorge Serrano Limón, criticó el fallo de la Corte Suprema y, en referencia a los matrimonios entre homosexuales y a su derecho de adopción, dijo que "es una cosa antinatural, inmoral, que atenta contra la familia y contra los derechos de los niños".

Por su parte la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal celebró el fallo de la Corte y dijo que la resolución privilegia los principios de igualdad y no discriminación, además de que amplía el horizonte de los derechos humanos no sólo en la capital, sino también en todo el país.

"Un día de mucho orgullo"

"Hoy es un día de gran celebración y de mucho orgullo", le dijo a BBC Mundo Javier Marmolejo, profesor universitario de 34 años, casado desde hace cuatro meses con Carlos Ramos, psicólogo de 30.

"Es una gran victoria, es una confirmación del estado laico y un avance de los derechos sexuales", afirmó.

Para este matrimonio de Ciudad de México, que lleva dos años de relación, el fallo de la Corte Suprema legitima un futuro al frente de una familia.

"Sí estamos considerando la adopción como parte de nuestro proyecto de vida conjunta", dijo.

Marmolejo considera "preocupante" la reacción que ha tenido la Iglesia católica a las decisiones de la Suprema Corte de Justicia, pero considera que el debate sobre los derechos de las parejas homosexuales se está ganado en el país.

"Un fallo político"

Entretanto, el presidente del Colegio de Abogados Católicos, Armando Martínez, calificó el fallo del máximo tribunal de la nación mexicana como "una decisión política", argumentando que los magistrados abanderaron un movimiento político y lo llevaron a la corte.

"Es un fallo que nosotros lamentamos y condenamos profundamente", le dijo a BBC Mundo.

"Consideramos que el actuar de los ministros de la Corte no fue apegado al derecho sino que fue un actuar absolutamente ideológico y político y pediremos que el Senado de la República realice una investigación para conocer los intereses por los cuales los ministros actuaron de tal forma", afirmó.

Martínez considera que la adopción por parte de parejas homosexuales "vulnera los derechos fundamentales de los niños a tener un padre y una madre", y dijo que si bien la de decisión de la Corte es inapelable en el Estado mexicano, evaluarán si llevar el caso a algún órgano legal internacional.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.