Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/31/2012 12:00:00 AM

Peña Nieto, presidente electo de México: tribunal

El candidato izquierdista Andrés Manuel López Obrador desconoció el fallo del máximo tribunal electoral y anunció que prepara próximas acciones de desobediencia civil.

El máximo tribunal electoral validó el viernes los resultados de los recientes comicios presidenciales y declaró como presidente electo a Enrique Peña Nieto, quien llevará de vuelta al poder al Partido Revolucionario Institucional (PRI) que en el siglo XX gobernó el país durante siete décadas continuas.

Los siete magistrados del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación votaron a favor de la validez de la elección, un día después de que rechazaron un pedido de la izquierda para anular los resultados de los comicios del 1 de julio.

Para López Obrador, las elecciones "no fueron limpias, libres, ni auténticas". El político habló con la prensa antes de la sesión de validez del tribunal electoral.

Según el conteo definitivo realizado por el tribunal, Peña Nieto obtuvo 19 millones 158.592 votos, 38,2% de los sufragios.

López Obrador, por su parte, obtuvo 15 millones 848.827 sufragios, equivalente a un 31,6% de la votación.

El tribunal citó a una nueva sesión para la tarde del viernes, en la cual se espera que se le entregue a Peña Nieto su constancia como mandatario electo.

"Ahora corresponde al ganador de los comicios no perder de vista que asumirá el mandato de gobernar para todos y las oposiciones deben dimensionar el importante papel de conciencia crítica que representarán, al someter al nuevo gobierno a un escrutinio continuo", dijo José Luna, presidente del tribunal.

La noche del jueves el tribunal declaró por unanimidad infundada la impugnación de la izquierda para invalidar los comicios en los que resultó ganador Enrique Peña Nieto, del Partido Revolucionario Institucional (PRI). El fallo del tribunal es inapelable.

"Informo que no puedo aceptar el fallo del tribunal electoral que ha declarado válida la elección presidencial", dijo López Obrador, quien en 2006 compitió por primera vez por la presidencia y tras quedar en segundo lugar también desconoció el resultado.

Ese mismo año, el izquierdista se autonombró "presidente legítimo" en oposición a quien entonces fue declarado mandatario constitucional, Felipe Calderón, del conservador Partido Acción Nacional.

El presidente del PRI, Pedro Joaquín Coldwell, dijo el viernes que con la determinación del tribunal "ha quedado plenamente acreditada la legitimidad del triunfo obtenido en las urnas por Enrique Peña Nieto".

En rueda de prensa previa al mensaje del izquierdista, Coldwell pidió a López Obrador y a sus seguidores respetar las instituciones y acatar el fallo.

Minutos después, López Obrador anunciaba su negativa a reconocer la resolución.

"Aunque nos sigan atacando, acusándonos de malos perdedores, de locos, mesiánicos, necios, enfermos de poder y otras lindezas, preferimos esos insultos a convalidar o formar parte de un régimen injusto, corrupto y de complicidades que está destruyendo a México", dijo el izquierdista.

López Obrador convocó a sus seguidores a reunirse en el Zócalo de la ciudad de México el 9 de septiembre, cuando dijo que anunciará los pasos que tomará hacia adelante.

Aunque no adelantó sus próximos pasos, sugirió que tendrán que ver con la "desobediencia civil" y aseguró que todo será por la vía pacífica.

"La desobediencia civil es un honroso deber cuando se aplica contra los ladrones de la esperanza y de la felicidad del pueblo", dijo.

"No voy a reconocer un poder ilegítimo, surgido de la compra del voto y de otras violaciones graves a la constitución y a las leyes", añadió en un mensaje en el que no aceptó preguntas de la prensa.

El tribunal concluyó que las pruebas aportadas por el izquierdista y sus seguidores fueron vagas e insuficientes.

El conteo de las elecciones dio a Peña Nieto el triunfo con 38,21% de los votos seguido por López Obrador, del izquierdista Partido de la Revolución Democrática, con 31,59% de los sufragios.

Aún falta, sin embargo, que el tribunal anuncie el conteo definitivo debido a que en las últimas semanas ha revisado los resultados en algunas casillas, lo cual cambiaría el resultado final. Se espera que eso ocurra el mismo viernes.

López Obrador ha sostenido entre otras cosas que Peña Nieto y su partido, el PRI, compraron al menos cinco millones de votos y gastaron más de lo permitido por la ley, algo que no respaldó el tribunal electoral.

"Es infundada la pretensión de invalidación de la elección de presidente", concluyó el órgano electoral.

El PRI gobernó el país de manera ininterrumpida entre 1929 y 2000, año en el que perdió la presidencia por primera vez luego de una época que para muchos de sus críticos estuvo marcada por la corrupción y el autoritarismo.

Peña Nieto ha dicho que no planea restaurar viejas prácticas y se ha comprometido públicamente a gobernar de manera democrática.

"Es momento de iniciar una nueva etapa de trabajo en favor de México", escribió Peña Nieto la noche del jueves, tras conocerse el fallo del tribunal.

Jóvenes universitarios convocaron para la tarde del viernes a una marcha que calificaron de "fúnebre" para protestar por la decisión del tribunal.
 
AP
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.