Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2001/04/30 00:00

Perros asesinos

Perros asesinos

Un nuevo caso de violencia causada por perros peligrosos ha vuelto a poner en primer plano el control de esos animales en el mundo. Una pareja de San Francisco, California, fue acusada de asesinato por la muerte de una mujer, Diane Whipple, quien fue literalmente devorada por un par de mastines ingleses cruzados con perros de pelea de las Islas Canarias. La tragedia se presentó cuando Marjorie Knoller perdió el control de los canes y uno de ellos atacó a su vecina en el corredor de su edificio de apartamentos. Marjorie y su esposo, Robert Noel, ambos abogados, fueron acusados con base en una norma californiana según la cual los dueños de perros clasificados como peligrosos son responsables por los actos de éstos. Los animales resultaron provenir de unos jóvenes neonazis propietarios de un criadero ilegal a quienes los esposos habían defendido. El hecho puso de presente la necesidad de ejercer el mayor control sobre razas que, a pesar de los alegatos de sus propietarios, tienen una enorme peligrosidad latente.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.