Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 1994/06/27 00:00

PIRAÑA MICROSCOPICA

El llamado 'virus letal' no es nuevo ni es un virus, y aunque se manifestó en Inglaterra, existe por todo el mundo.

PIRAÑA MICROSCOPICA

COMO EN LAS EPOCAS DE la peste, cuando la población se sentía indefensa frente a una enfermedad mortal y desconocida, los ingleses entraron la semana pasada en pánico por la supuesta apariciòn de una bacteria carnívora en Gloucester, producida por un estreptococo que consumió la vida de 13 personas.

Sin embargo, con el correr de los días se fue comprobando que el asunto no es nuevo. Un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) reportó que entre 1989 y 1992 se registraron 19 muertes en Suiza, 21 más en Holanda de 132 personas infectadas, y que en Alemania perecen otras 20 al año. Y es que la situación de alarma se ha extendido a través de muchos países con el hallazgo de casos similares en naciones como Chile, Argentina y Estados Unidos, donde murió el año pasado por esa causa Jim Henson, creador de los muñecos de Plaza Sésamo y los Muppets .

En Colombia no existen cifras exactas, pero la mayor cantidad de víctimas fue reportada durante la tragedia de Armero, además de tres casos encontrados, durante los dos últimos años, en Bogotá y Medellín.

El llamado 'virus mortal' (que no es propiamente un virus) es conocido desde 1924 y al parecer ataca a personas de edad avanzada y, sobre todo, con un precario sistema inmunológico. Esta bacteria devora los tejidos, la piel y los músculos, y puede causar la muerte en menos de 24 horas. Por lo general, la enfermedad empieza con enrojecimiento e hinchazón de la piel en un sitio donde existe una laceración. Posteriormente, síntomas como dolor, fiebre y malesta general son los que preceden la aparición de ampollas y el cambio en el color de la piel.

Los bacteriólogos sostienen que la bacteria existe desde hace mucho tiempo y que no necesariamente puede convertirse en una endemia o en una epidmia, aunque se encuentra latente en un 10 por ciento de la población. Inicialmente, su aparición fue relacionada con la diabetes y el mixedema (infección de la piel), pero los estudios han demostrado que con frecuencia puede desarrollarse en personas sanas. Según el patòlogo Rodrigo Acosta, "el estreptococo del grupo A es una de las bacterias màs frecuentes, pero no se sabe a ciencia cierta si se trata de la misma que produce amigdalitis, la faringitis y la fiebre reumática. Sin embargo, puede tratarse de una mutaciòn de la bacteria que la ha hecho más agresiva, o de la mezcla de varias bacterias, entre ellas el estreptococo".

El problema de la enfermedad radica en su tratamiento. Una vez desarrollada en su estado extremo suele convertirse en una gangrena, conocida como fascitis necrotizante, que se expande por el miembro hasta acabar con los tejidos y producir la muerte. En esa etapa los antibióticos resultan ineficaces, y la única alternativa es eliminar la parte afectada a través de una cirugía.

Para Juan Manuel Gòmez, especialista en enfermedades infecciosas de la Fundación Santa Fe, "la entidad decrita en Inglaterra es bien conocida alrededor del mundo como mionecrosis y es causada por el peptoesteptococo y otras bacterias que no requieren oxígeno para vivir. Por eso afectan en su mayoría a individuos con enfermedades crónicas o que comprometan la vitalidad de los tejidos. Es recomendable consultar al médico cuando simples enfermedades de la piel se extiendan rápidamente y alteren el estado general del individuo. El drenaje quirúrgico y los antibióticos apropiados pueden salvar el área afectada".

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.