Viernes, 2 de diciembre de 2016

| 2015/11/20 00:00

Famoso futbolista fue confundido con un terrorista

Radja Nainggolan, mediocampista de la Roma y la selección de Bélgica, fue interrogado por las autoridades de su país tras ser identificado, por error, como uno de los terroristas de los atentados en París.

El futbolista belga Radja Nainggolan Foto: Internet. AS Roma

Radja Nainggolan (Amberes, 1988) ya está acostumbrado a no pasar desapercibido. Tanto en los estadios de fútbol como fuera de ellos. Este futbolista belga no solo milita en una de las ligas más importantes del mundo, la Serie A de Italia, donde defiende los colores de la Roma, también en la selección de Bélgica. Y además de su juego, ha llamado la atención, como muchos futbolistas contemporáneos, por sus excéntricos cortes de cabello, y su manía por los tatuajes. 


Desde hace varias temporadas, Radja luce la cabeza rapada y una cresta de pelo que la atraviesa por la mitad, la cual ha teñido de rubio. Tiene un tatuaje en su espalda, unas alas en memoria de su madre fallecida. Tiene varios en su pecho, y sus brazos están totalmente cubiertos por ellos.

Su aspecto ha atraído a muchos de sus fans, pero el famoso futbolista nunca se imaginó que fuera motivo para que la policía de su país lo detuviera y lo interrogara. La razón, fue confundido con un terrorista.

Sucedió el pasado martes. Nainggolan había regresado al hotel en el que se hospedaba la selección de Bélgica que ese día jugaría un encuentro amistoso con la selección de España. El encuentro tuvo que ser suspendido precisamente por amenaza terrorista.

Al llegar a la habitación, el futbolista encontró en su interior a tres policías que habían llegado al lugar tras haber recibido una llamada de otro de los huéspedes del hotel que había advertido sobre la presencia de un sujeto “sospechoso y peligroso”.

Nainggolan se presentó a los policías quienes acabaron por reconocerlo tan pronto el futbolista se despojó de su gorra y presentó los documentos que lo identificaban. Los policías sacaron un teléfono, no para reportar la conclusión del operativo, sino para fotografiarse con el futbolista. “Por suerte me han reconocido. Parece ser que tengo un 'look' que da miedo”, dijo con simpatía este futbolista de origen indonesio.

El malentendido se resolvió con esta selfie. El futbolista aparece de pie, de gorra y chaqueta, junto a los policías.




¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.