Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/9/2016 12:00:00 AM

Los Olímpicos y el diablo

Con un “Bienvenidos al infierno” están recibiendo los policías y bomberos a los turistas que llegan a los Juegos Olímpicos.

Con un “Bienvenidos al infierno” están recibiendo los policías y bomberos de Río de Janeiro a los turistas que llegan para los Juegos Olímpicos. Se quejan de falta de pagos y precariedad en sus condiciones de trabajo hasta el punto de decir a los visitantes que “quien vaya a Río no estará seguro”. Y no son los únicos. El propio alcalde de la ciudad, Eduardo Paes, denunció este 4 de julio la inseguridad pública a menos de un mes de su inicio. La culpa, según Paes, recae sobre el gobierno del estado de Río de Janeiro, el directo responsable de la Policía Federal y el cuerpo de bomberos. El problema surge de la difícil situación financiera de este estado, que en junio se vio obligado a declararse en calamidad pública. Aun así, el gobernador, Francisco Dornelles, insistió en que pagará los salarios atrasados y que tendrán las olimpiadas “más seguras de la historia”. 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1830

PORTADA

En la cuerda floja

La economía avanza a paso muy lento. Se necesita con urgencia un estartazo, pero el desánimo y el pesimismo limitan las posibilidades de una recuperación.