Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/19/1993 12:00:00 AM

Polvo eres...

Los rusos se efrentan a un gran dilema:<BR>Dejar o no podrir el cadáver momificado de Lenin.

POLVO ERES...
MIENTRAS EXISTIO LA UNION SOVIETICA, la figura de Vladimir Ilich Oulianov (Lenin) era el equivalente a lo que Jesucristo significa en Colombia, La veneración a ese personaje se extendía por todos los rincones del país. La gente, la cultura, la forma de vida del pueblo soviético estaban imbuidos por su ideología y por su imágen, Convertido por virtud de la ideología en una figura de veneración casi religiosa, el cadáver de Lenin se constituyó en un fetiche nacional. El sostenimiento del cuerpo embalsamado cuesta un millón de dólares al año, lo cual está colocando al gobierno ruso contra la pared. Concretamente tiene que decidir si deja o no podrir el cadáver de Lenin. La cuestión de fondo para los ex camaradas es ¿para qué gastar un rublo del erario público en el cadáver del padre de una ideología que ya ha sido enterrada?.
El cuerpo de Lenin, padre de la revolución bolchevique, se encuentra expuesto en el mausoleo de la Plaza Roja de Moscú, al lado del Kremlin, en el centro del que fuera el poder soviético. Su simbolismo equivale a lo que es la Meca para los musulmanes.
Aún hoy, diariamente visitan sus restos unos 20.000 rusos que deben hacer colas de más de tres horas para contemplar a su ídolo. Su figura se había enquistado de tal forma en la conciencia colectiva, que las parejas rusas luego de protocolizar su matrimonio en el juzgado, se hacían fotografiar en la tumba de Lenin, en una costumbre que se resiste a morir.
La muerte del dirigente, en enero de 1924, obligó a sus sucesores del partido bolchevique a crear la "Comisión para la Inmortalización de la memoria de Lenin". Aunque su esposa y sus familiares deseaban enterrarlo, Anatoli Lunatcharski y Leonid Krassin, impresionados por el fervor religioso del pueblo hacia el líder, propusieron su embalsamamiento y exposición en un monumento imponente para que el pueblo le pudiera rendir el culto debido.
El debate en el seno del partido bolchevique en ese momento era la legitimidad de su inmediato sucesor Trotsky y Bujarin, los candidatos a asumir su liderazgo, propusieron la incineración de su cadáver. Stalin, por el contrario, pensaba que debía ser enterrado como un verdadero ruso al pie de la muralla del Kremlin. La deificación se impuso y el 27 de enero apareció en la Plaza Roja un mausoleo hecho en madera, construido en un tiempo récord por una centena de devotos seguidores, bajo la dirección del arquitecto Alexei Chtchoussev. La madera fue reemplazada el 12 de octubre de 1930 por el actual monumento de granito que durante 60 años sirvió de tribuna oficial para todas las manifestaciones del régimen.
El embalsamamiento fue encargado a un grupo de científicos. Dos expertos, Vladimir Vorobiev, profesor de anatomía de la universidad de Kharkov y Boris Zbarski, bioquímico judío, pusieron a punto una solución química que reemplaza el agua de los tejidos e impide la aparición de bacterias y evita que el cuerpo se pudra o se deseque. El cadáver, expuesto bajo un sarcófago hermetico elimatizado donde la temperatura se mantiene a 16 grados y la tasa de humedad al 70 por ciento, ha resistido los embates del tiempo. Dos veces por semana, especialistas esparcen cuidadosamente la solución milagrosa sobre la cara y las manos de Lenin. Cada 18 meses se cierra el mausoleo. El cuerpo es sacado del sarcófago y transportado a una sala vecina llamada el laboratorio. Allí es desvestido y sumergido en un baño con la poción mágica durante un mes.
Sobre la autenticidad del cadáver se han tejido numerosas versiones. Algunos afirman que se trata de una figura de cera o de plástico. El profesor Serguei Debov, director desde 1952 del laboratorio, afirma que "lo único que no conserva el cadáver es el cabello". Fue él quien instaló a Stalin al lado de Lenin en 1953 y quien lo retiró en 1961, luego de la "desestalinizacion", para enterrarlo al lado del Kremlin. Devob, a quien sus detractores llaman el mayor taxidermista del mundo, supervisó el embalsamamiento de Klement Gottwald en Praga y de Gueorgui Dimitrov en Sofía. También embalsamó a Agostino Neto en Angola y a Ho Chi Min en Vietnam. El posee la fórmula y guarda celosamente su secreto.
Debajo del mausoleo existe toda una ciudad subterranea: sala de controles cargada de indicadores y computadoras que registran la menor variación climática o higrométrica. Más de 30 funcionarios entre civiles y militares trabajan allí: hay salas de guardia, de descanso, gimnasio, un minúsculo museo que conserva las armas decomisadas en las requisas a "visitantes malintencionados", un tunel de 200 metros comunicado con el Kremlin, y una escalera eléctrica instalada en 1984 para que Constantin Chernenko pudiera presidir las ceremonias pues su estado de salud no le permitía subir escaleras.
Aunque la decisión final no se ha tomado, lo más seguro es que el cuerpo de Lenin se reencuentre con los restos de su madre y sus dos hermanas en la eripta familiar del cementerio de Volkovo, en San Petersburgo. Para sus fieles seguidores esto sería incomprensible, casi un sacrilegio. ¿Cómo renunciar a una convicción profunda que han preservado más de tres generaciones de rusos? Para ellos la caída del comunismo y el enterramiento de Lenin conforma un panorama tan desolador como si a los colombianos les dijeran que el catolicismo no es viable y hay que quemar los crucifijos. Esa es la dimensión del drama que algunos viven en Moscú.-
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.