Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 1983/11/21 00:00

"POR LA VIA DIPLOMATICA NO SE PUEDE"

Después de conceder una entrevista a SEMANA, el Presidente guatemalteco trató, infructuosamente, de apoderarse de la grabación de la misma. He aquí las respuestas que inquietaron al general

"POR LA VIA DIPLOMATICA NO SE PUEDE"

Con flamante pistola Magnum al cinto y respuestas cortantes, el Presidente guatemalteco, general Oscar Mejía Víctores, recibió en su despacho a Alvaro Osorio, de SEMANA, el pasado 12 de octubre, un día antes de que el mandatario se reuniera con el ex secretario de Estado norteamericano Henry Kissinger.
La entrevista, que transcurrió normalmente, tendría sin embargo un desarrollo inesperado más tarde. Terminada la reunión entre el mandatario y el periodista colombiano, uno de los funcionarios de la presidencia le pidió a Osorio el cassette de la entrevista para --según dijo-- "copiarlo y revisar el material". Ante el temor de que fuera mutilada la grabación, el periodista rechazó el pedido. Otro colega local, del Canal 7 de TV, Teleprensa, le recomendó a Osorio no entregar ese material si no quería perderlo. Ante la insistencia del funcionario, Osorio entregó un cassette en blanco, lo que no impidió que durante las horas siguientes fuera "invitado " a suministrar la grabación de la entrevista, mediante insistentes llamadas telefónicas al hotel donde se alojaba.
"Por recomendación de un colombiano amigo que vive allá, abandoné entonces el hotel y pasé la noche en otro lugar", dijo Osorio a SEMANA. "El compatriota me explicó más tarde que la situación en que me encontraba era de peligro y me sugirió que, si los agentes del Presidente insistían, entregara la grabación para evitar problemas". No lo hizo así el periodista, aunque faltaba lo más grave: la salida del país por el aeropuerto. "Retrasé por eso hasta último minuto mi llegada allá y pasé rápidamente la oficina de inmigración. Al parecer, la llegada ese día de Kissinger me favoreció, pues la "cacería del cassette" no fue llevada hasta allí", concluyó Osorio.
He aquí pues, el texto de la entrevista con el hombre fuerte de Guatemala, quien asumió el poder el pasado 8 de agosto, tras golpe militar en el que se produjeron incidentes que dejaron por los menos 5 muertos y más de 20 heridos.
SEMANA: General, usted al llegar a la presidencia expresó que el Grupo de Contadora no tenía nada que hacer en Centroamérica. ¿Cuál es su verdadera posición frente a ese grupo?
OSCAR MEJIA VICTORES: Las agencias internacionales de noticias dicen muchas cosas. Le repito lo mismo que dije ese día: que el ejército me encomendó la jefatura de Estado; respeto las opiniones favorables para una paz en Centroamérica y las opiniones del Grupo de Contadora son bienvenidas, pues tienen muy buenas razones; pero la decisión final le corresponde tomarla a Centroamérica.
S.: ¿O sea que su gobierno acepta los puntos propuestos por Contadora?
O.M. V.: Perfectamente, en principio los aceptamos.
S.: Presidente, ¿usted considera que la solucíón en Centroamérica es política o militar?
O.M.V.: Desafortunadamente cuando muchas cosas en lo diplomático se tornan difíciles, es cuando se utiliza lo militar. Primero hay que agotar todo lo político, pero cuando lo político no es capaz de solucionar el conflicto, se origina el conflicto.
S.: ¿Si usted considera que se debe agotar la vía diplomática no es contradictorio que este impulsando la revitalización del Condeca?
O.M. V.: No es ninguna contradicción, porque es una entidad que existe desde 1965 y Guatemala tiene la presidencia y yo como Presidente tengo que tratar de acercar a todos los miembros que integran el Condeca.
S: Esta idea del Condeca no es atractiva para el gobierno de Nicaragua ni para la guerrilla salvadoreña, quienes opinan que se quiere formar un bloque contra ellos.
O.M.V.: La guerrilla salvadoreña no es El Salvador. Ellos no están reconocidos por nadie. Yo no reconozco a la guerrilla como representante de El Salvador. Ese país tiene un gobierno y con ese gobierno es que tratamos.
S.: El Condeca fue fundado para formar un bloque en contra del comunismo ¿Ahora se mantiene en pie esa misma idea?
O.M. V.: Era uno de los objetivos y ahora más que nunca debe continuar.
S.: Algunos sectores afirman que Guatemala quiere revitalizar el Condeca para lograr de Estados Unidos ayuda militar que desde hace algunos meses no llega.
O.M. V.: No es ese el objetivo fundamental. El objetivo es que tenemos un problema en Centroamérica que posiblemente por la via diplomática no se puede resolver y no vamos a esperar hasta el final. Los militares no nos vamos a reunir cuando ya tengamos la situación de frente. Tenemos que prepararnos, los militares somos bastante previsivos.
S.: ¿Usted descarta entonces la negociación con la guerrilla?
O.M. V.: Si, porque no es un ente que tenga la capacidad para poder hablar.
S.: ¿Y qué va a pasar con la población civil afectada por la lucha?
O.M.V.: La población civil está con nosotros.
S.: Cuando uno escuchaba al general Ríos Montt y ahora lo escucha a usted, se nota la diferencia de términos con los que se refieren a Estados Unidos. ¿Esa es una de las causas por las cuales en Guatemala hay un nuevo gobierno?
O.M. V.: No. Las razones en Guatemala son netamente guatemaltecas, no tiene nada que ver ninguna nación del mundo.
S.: ¿Cuál fue la falla dd gobierno anterior?
O.M. V.: Fueron muchas las fallas. Pero no me gusta estar hablando de los problemas que han sucedido anteriormente. Pero existieron razones y creo que ustedes las conocen lo suficiente porque han estado al tanto de las noticias. Ustedes lo oían hablar, sabian cómo actuaba, qué hacia. Creo que tienen mejor conocimiento de las cosas. Ese es un asunto que no vale la pena estar repitiendo.
S..El presidente Ríos Montt se quejaba de que recibía poca ayuda de Estados Unidos...
O.M.V.: Yo no me acuerdo que hubiera quejas y ahora tampoco las hay.
S.: El decía que Estados Unidos no le ayudaba absolutamente en nada...
O.M. V.: Yo era parte de ese gabinete y no me acuerdo que él se quejara.
S.: Me lo dyo a mí, en una entrevista que le hice, señor Presidente
O.M. V.: Si se lo dijo a usted, yo no estaba ahí en esa oportunidad. Yo creo que quejarse es una cosa y hacer referencia a algo que falta, es diferente. El quejarse es como de dolor, pienso yo.
S.: ¿Qué puntos de vista sobre su país expondrá usted, Presidente, a Henry Kissinger?
O.M. V.: Los planteamientos que hace cualquier país. Creo que haría mal en decirle a usted los planteamientos que le expondré. Cuando un país subdesarrollado tiene problemas necesariamente toca temas económicos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.