30 agosto 2013

Enviar a un amigo

Email destino:

Nombre remitente:

Email remitente:

Por qué podríamos tener ancestros marcianos

BBC

Por BBC

INVESTIGACIÓNLa vida podría haber comenzado en Marte antes de llegar a nuestro planeta, según se planteó en una importante conferencia científica.

Por qué podríamos tener ancestros marcianos. La superficie de Marte era más propicia para la vida hace miles de millones de años.

La superficie de Marte era más propicia para la vida hace miles de millones de años.

Nuevas investigaciones apuntan a que el planeta rojo era un lugar más propicio que la Tierra para el puntapié inicial biológico hace miles de millones de años.

El científico Steven Benner expuso los detalles de esta teoría en la conferencia Goldschmidt, un evento orga
nizado por la Asociación Europea de Geoquímica, que este año se realiza en Florencia, Italia.

La idea se basa en cómo se ensamblaron las primeras moléculas necesarias para la vida.

Una de las preguntas que los expertos llevan años tratando de responder es cómo los átomos se juntaron por primera vez para formar los tres componentes moleculares fundamentales de los organismos vivos: ARN (ácido ribonucleico), ADN (ácido desoxirribonucleico) y proteínas.

Las moléculas que se combinaron para formar material genético son mucho más complejas que la "sopa" prebiótica y primordial de productos químicos (basados en el carbono) que, según se piensa, existió en la Tierra hace más de tres mil millones de años. El ARN, parece, fue el primero en aparecer.

Pero la energía del calor o la luz por sí solas añadidas a las moléculas más básicas de la "sopa" no forman ARN: generan en cambio un material similar al alquitrán.

Para tomar forma, el ARN requiere la acción de átomos "formadores" de la superficie cristalina de minerales.

De acuerdo con Benner, los minerales más efectivos para modelar ARN se habrían disuelto en los océanos de aquella temprana Tierra. Sin embargo, eran más abundantes en Marte.

Esto sugiere que la vida comenzó allí antes de ser transportada a nuestro planeta en meteoritos, sostiene el científico del Instituto Westheimer de Ciencia y Tecnología en Gainesville, Estados Unidos.

Aunque la idea de que la vida se originó en Marte y desde allí llegó a la Tierra se ha discutido con anterioridad, las proposiciones de Benner le añaden un nuevo giro.

Boro y molibdeno

En Florencia, Benner presentó los resultados de investigaciones que indican que los minerales compuestos de boro y molibdeno son clave para la unión de átomos en moléculas generadoras de vida.

El experto señala que los minerales de boro impulsan a los carbohidratos a formar químicos prebióticos, y el molibdeno toma esa molécula intermedia y la reacomoda para formar ribosa, y por lo tanto, ARN.

Pero esto pone en cuestión cómo se originó la vida en la Tierra, ya que se cree que en aquella primera época terrestre no existían las condiciones necesarias para la existencia del boro y el molibdeno.

Se cree que no había la cantidad de boro necesario para la formación de moléculas de ARN, y que el molibdeno no existía en la forma química adecuada.

"Sólo cuando el molibdeno se oxida puede influir en la formación de la vida", explicó Benner.

"Esta forma de molibdeno no podría haber existido en la Tierra cuando comenzó la vida, porque hace tres mil millones de años la superficie del planeta tenía muy poco oxígeno".

Pero en cambio sí lo tenía Marte, según el científico.

Todos somos marcianos

"Es otra evidencia que apunta a que es más probable que la vida haya llegado a la Tierra con un meteorito marciano".

También se cree que Marte tenía un ambiente más seco, se cree que esto es otro factor que pudo favorecer el origen de la vida.

"Lo que parece bastante claro es que el boro, como elemento, es muy escaso en la corteza terrestre", le dijo Benner a la BBC, "pero Marte ha sido más seco que la Tierra y más propicio a la oxidación, así que si la Tierra no es adecuada para la química, puede que Marte lo sea".

"La evidencia señala que somos todos marcianos, que la vida empezó en Marte y llegó a la Tierra en una roca", comentó el investigador.

Sin embargo, añadió Benner, "tuvimos suerte de acabar aquí, ya que la Tierra es el mejor planeta de los dos para mantener la vida".

"Si nuestros hipotéticos ancestros marcianos se hubieran quedado en Marte, quizás no habría historia que contar".
PUBLICIDAD
Horóscopo
Semana en Facebook
Publicidad