Jueves, 19 de enero de 2017

| 1996/04/29 00:00

POR TODA LA VIDA

POR TODA LA VIDA

Un tribunal israelí dio la semana pasada una demostración de que la muerte del presidente israelí, Yitzhak Rabin, no quedará impune, al condenar a cadena perpetua a Yigal Amir, el hombre que disparó contra Rabin el 4 de noviembre de 1995. Al anunciar la sentencia el juez Edmond Levy afirmó que "él no merece compasión porque perdió toda semblanza de humanidad".

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.