Martes, 24 de enero de 2017

| 2000/05/01 00:00

Príncipe devoto

Príncipe devoto

Que se sepa, las múltiples razones por las cuales la gente habla de la familia real de Inglaterra no incluyen el que sean especialmente afectas a cumplir los preceptos de la religión. Pero eso terminó la semana pasada con motivo de un almuerzo ofrecido por el príncipe Carlos. Lo que se salió de la rutina real es que, a pesar de que se trataba de una reunión eminentemente gastronómica, pues los invitados eran los mejores chefs de Europa, Carlos se abstuvo de probar bocado. La razón: el príncipe resolvió no almorzar mientras dure la cuaresma. Los malpensados aventuraron la

teoría de que así serán sus pecados...

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.