Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 1999/04/12 00:00

PRUEBA DE FUEGO

En medio de una crisis de autoridad y con la economía en ruinas, los ecuatorianos atraviesan <BR>la peor situación del siglo.

PRUEBA DE FUEGO

Ecuador no logra asimilar aún las 'dolorosísimas medidas globales' que adoptó el presidente
Jamil Mahuad, el jueves en la noche, en un desesperado intento de última hora por evitar el derrumbe del
país. Las decisiones, sin embargo, están lejos de constituirse en la medicina que necesitan los 12,5
millones de habitantes, nerviosos e inmovilizados, en medio de una incertidumbre creciente generada por un
alud de rumores que hablaban de la posibilidad de una medida fujimórica de Mahuad, de su grave
enfermedad, de un golpe de Estado por parte de militares progresistas y hasta de la renuncia general del
gobierno. Obviamente, muchos de estos rumores han sido desmentidos de manera oficial... pero nadie cree
en los voceros gubernamentales ni en el propio presidente. Pero, "la peor crisis en 70 años", como la han
calificado los analistas, no se puede superar en dos días, y menos después de la parálisis de una semana
generada por un sorpresivo feriado bancario ordenado por Mahuad y una huelga general que permitieron
descubrir y comprender el estado de catástrofe de uno de los países más empobrecidos y corruptos del
continente. Hoy el sistema financiero está casi en bancarrota, con ocho bancos quebrados en poder del
Estado y los demás enfrentados, los de la Costa (Guayaquil) contra los de la Sierra (Quito); el Estado carece
de recursos, incluso para pagar los salarios de los empleados; el sucre vale 131 por ciento menos que
hace siete meses, cuando asumió Mahuad (el dólar pasó en solo una semana de 8.300 a 19.060 sucres); el
66,9 por ciento de la población está en el nivel de pobreza; desde el año pasado, el 85 por ciento de las vías
de la Costa están destruidas por acción del fenómeno de 'El Niño'; el precio del petróleo, principal fuente de
ingresos, sigue por debajo de los 10 dólares; la sociedad está desvertebrada y la delincuencia desbocada; los
maestros estatales completaron siete semanas en paro y el caos administrativo es tal que durante dos
semanas el país estuvo paralizado porque en el Ministerio de Finanzas olvidaron girar el dinero para
importar gasolina. Pero, para un destacado editorialista, una de las peores cosas descubiertas durante la
semana de receso general "es la falta de liderazgo de Mahuad", de lo cual, hasta hace pocos días, sólo
hablaban algunos políticos opositores. Sin embargo, como dijo a SEMANA el analista Santiago Kingman,
"la falta de un liderazgo claro y enérgico no es un fenómeno nuevo en un país que en su historia moderna no
ha tenido un solo proyecto nacional ni ha permitido aplicar ningún modelo, lo cual es terrorífico". Según él,
Ecuador necesita con urgencia un factor hegemónico que lleve a la sociedad a superar la división marcada
entre Costa y Sierra, la cual afecta toda la vida nacional hasta el punto de que se tiene la impresión de que
"hay dos países en uno, contrapuestos, con intereses regionales muy fuertes, con dirigencias sectoriales sin
modelos claros que se han alternado en el poder del Estado y sólo han coincidido en la entrega de lo
político a las fuerzas del mercado".Líderes partidistas han lanzado frecuentes convocatorias en busca de un
consenso nacional que lleve a superar la crisis sin encontrar respuesta. Tampoco la tuvo un llamado de
Mahuad a un compromiso de todos los ecuatorianos para superar las dificultades del país, que comparó, en
referencia al Titanic, con un barco a punto de chocar con un témpanoPor ahora el país se encuentra en
estado de emergencia nacional, que faculta al presidente a legislar por decreto durante 70 días prorrogables.
Según el ministro de Gobierno, Vladimiro Alvarez, durante la emergencia la Constitución permite aplicar la ley
de movilización, mediante la cual las fuerzas armadas pueden obligar, por la fuerza, a trabajar a los
funcionarios estatales, unos 460.000, la mayoría de los cuales ha respaldado los tres paros generales
ordenados contra el gobierno de siete meses de Mahuad. Todos han pretendido la derogatoria de aumentos
en los precios de las tarifas eléctricas, del gas y otros combustibles y el cobro del 1 por ciento a la circulación
de capitales. Lo malo de esto es que, junto con el petróleo y los impuestos de aduanas, son las únicas
fuentes de ingresos del Estado. En Ecuador no hay impuestos a la renta y el patrimonio. La situación no deja
de ser paradójica. Desde Panamá, donde se encuentra refugiado, el ex presidente Abdalá Bucaram
recuerda con frecuencia que todos los ecuatorianos se unieron, con muy contadas excepciones, para sacarlo
del poder "en desarrollo de una especie de opereta política" porque planteó medidas y reformas económicas
necesarias. Esas medidas son ahora una paradójica realidad. Incluso el gobierno ha anunciado que
probablemente adoptará la convertibilidad del sucre con el dólar, camino que cuando fue explorado por
Bucaram, con la asesoría del argentino Domingo Cavallo, fue calificado de locura. Así el pintoresco 'Loco',
desde su apartamento en el istmo, estaría gobernando dos años después de que lo tumbaran. nEl
superpaquetazoEl presidente Jamil Mahuad anunció drásticas medidas para reordenar la economía, que para
algunos son una especie de superpaquetazo.
Las principales decisiones son:
1.Galón de gasolina corriente: 23.250 sucres (1,94 dólares, subió 174 por ciento). Súper: 28.064 sucres
(2,34 dólares, subió 109 por ciento). Diesel: 9.670 sucres (81 centavos de dólar, subió 61 por ciento).
2. El IVA pasa del 10 al 15 por ciento para todas las mercancías, con excepción de alimentos y medicinas.
3. Impuesto del 4 por ciento para los vehículos de más de 200 millones de sucres (15.000 dólares).
4.Restricciones a las cuentas bancarias. Quienes tengan cuentas corrientes con menos de dos millones de
sucres pueden retirar la totalidad de sus depósitos; los demás, sólo la mitad en un año. Para cuentas de
ahorro el límite de retiro es de cinco millones de sucres y quienes tengan más de esa cantidad podrán retirar la
mitad ahora y la otra mitad en seis meses. Los intereses serán pagados cada mes.
Las razones de la crisis
1. La guerra contra Perú en 1995. Costó unos 3.000 millones de dólares.
2. El sismo en 1987, que destruyó el oleoducto.
3. La destrucción por el fenómeno de 'El Niño' de toda la infraestructura vial y los cultivos y agroindustrias de
la Costa. Se perdieron unos 2.100 millones de dólares.
4. El crecimiento exagerado de la burocracia, que hoy tiene 480.000 funcionarios.
5. La operación de salvamento del sector financiero. La inversión alcanza 1.000 millones de dólares. Los
problemas bancarios tienen que ver con autopréstamos, que en Ecuador no son delito.
6. Crisis eléctrica en 1995. Hubo apagones hasta de ocho horas diarias, lo que obligó al cierre de numerosas
empresas.
7. La corrupción, que en los últimos gobiernos se ha llevado tanto dinero que no ha sido posible calcularlo.
8. Reiterados paros generales, que dejan pérdidas por 65 millones de dólares diarios.
9. La fuga de capitales, generada por la desconfianza en las políticas gubernamentales.Ecuador en cifrasn
8,3 millones de 12,5 millones de ecuatorianos viven en niveles de pobreza.n Déficit fiscal: 6 por ciento del
Producto Interior Bruto (1.200 millones de dólares).n Inflación en 1998: 43,4 por ciento (la mayor de América
Latina).
n Crecimiento en 1998: 0,8 por ciento.n Deuda externa: 16.000 millones de dólares.
La crisis según BorjaEl siguiente análisis del ex presidente Rodrigo Borja, actualmente en la oposición,
fue formulado pocas horas antes de que el presidente Mahuad presentara su paquetazo: "Una parte de la
crisis actual es heredada y otra obedece al desgobierno del actual mandatario y a su incapacidad de
formular siquiera un plan económico que, hasta el momento, no lo ha hecho y ha mantenido al Ecuador a la
deriva en la conducción de la política económica. Existe un grave quebranto económico a causa de una mala
conducción del gobierno, por la aplicación de medidas y recetas neoliberales que están causando estragos
en América Latina. Yo preveo muchas convulsiones en el futuro cercano, no solamente en Ecuador sino en
otros países de América Latina, que ya sufren los estragos de 10 años de neoliberalismo, que solo ha
conducido a la concentración intolerable de las riquezas en muy pocas manos".Después de que Mahuad
hablara, Borja reaccionó así: "Mi primera impresión es que las metas del doctor Mahuad no se podrán
alcanzar con las medidas que piensa adoptar. En otras palabras, hay contradicción entre los objetivos y la
metodología. No se podrá combatir la inflación si se mantiene el 1 por ciento, si se duplican los precios de los
combustibles, se mantiene un presupuesto desfinanciado. Con la flotación se dispara el precio del dólar; con
el IVA se aumentan los costos de producción."No veo cómo se va a cobrar impuestos a la gente adinerada si
se ha eliminado el IVA y se lo ha sustituido por el 1 por ciento; ni veo cómo se va a afianzar el sistema
bancario y financiero si se crea más incertidumbre con el feriado bancario".De Bucaram a MahuadA
Abdalá Bucaram lo sacaron del poder porque adoptó medidas económicas que fueron derogadas y luego
adoptadas por los gobiernos de Fabián Alarcón (presidente provisional) y de Jamil Mahuad.Bucaram :n
Cilindro de gas de cocina de 20 libras, de 2.500 a 15.000 sucres. n Privatización hasta en 39 por ciento de
las empresas de los sectores energético y de comunicaciones.n Eliminación de los subsidios para la energía
eléctrica.n Convertibilidad de la moneda.Mahuad:n Cilindro de gas de 20 libras: de 4.900 a 25.000 sucres.n
Eliminación de los subsidios.n Promesa de privatización total de las empresas energéticas.n Posibilidad de la
convertibilidad del sucre.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.