Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/6/2012 12:00:00 AM

Puertorriqueño a la deriva sobrevive 3 semanas en mar Caribe

El pescador de 40 años sobrevivió recolectando lluvia para beber y comiendo peces crudos. Al parecer el jueves en la noche llegó a San Andrés.

Un pescador puertorriqueño sobrevivió 19 días a la deriva en el Caribe recolectando la lluvia para beber y comiendo peces crudos debido a que el bote en el que zarpó a mediados de enero sufrió una avería que le impidió volver a su casa.

José Luis Méndez Rodríguez, de 40 años, relató en una breve conversación telefónica que, como rutinariamente hace, salió "de pesca el 15 de enero a las 5 de la mañana. Me cogió un ventarrón y al regresar en la tarde a Puerto Rico, el motor de mi lancha pesquera empezó a fallar y no pude llegar a tierra y el motor se me apagó (porque) no tenía suficiente gasolina".

Desde ese día sobrevivió expuesto a los elementos y en su bote, Lela, de 5 metros de eslora, recorrió casi 1.700 kilómetros hasta que, al parecer el jueves en la noche llegó a tierra en la isla de San Andrés.

"Yo atendí al pescador el viernes, ya le dieron de alta... me dijo que había llegado de noche, que llevaba 20 días perdido en el mar... que cogía agua de lluvia y que estuvo a la deriva y perdido por varios días hasta que llego a la isla", relató Hernán Jiménez, el médico que lo atendió en un hospital de San Andrés.

"Tenía deshidratación y una hipoglicemia obviamente por la alimentación inadecuada de unos 15 días; él dice que comía pescado, que se los comía crudos", añadió Jiménez.
Según el galeno, el pescador le contó que al inicio del viaje "tenía una Pepsi-Cola y un pan, que los hizo rendir dos días", después de los cuales no encontró tierra y entendió que su suerte estaba echada.

"Tenía un galoncito (recipiente) donde podía recoger (el agua de la lluvia), que recogía muy poquito porque casi no llovía... Le pregunté: '¿y tu pescado?' Lo tuve que botar porque se pudrió", expresó el médico.

Méndez consideró "milagroso" haber sobrevivido, aunque perdió unos 9 kilos de peso, a pesar de lo cual "estoy muy contento de estar vivo".

Méndez le contó al doctor Jiménez que pensó que era un espejismo cuando el viernes vio "una montañita" que resultó ser un arrecife de la isla de San Andrés.

Alejandro Díaz, un obrero de la construcción de 35 años, acogió en su casa a Méndez mientras puede regresar a Puerto Rico. "Soy cristiano y una de las cosas que yo profeso es que quien ayuda a otra persona le está sirviendo a Dios", expresó en conversación con AP.

Emiliana Bernal, secretaria del Interior de San Andrés, explicó telefónicamente que lo más posible es que Méndez esté de regreso en su país el miércoles o jueves.

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.