Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/6/1993 12:00:00 AM

Púrpura y sangre

Una revista italiana sostiene que la muerte del cardenal Posadas Ocampo fue premeditada.

DENTRO DE POCO TENdrán que nombrar nuevo arzo bispos. No me quedaré aquí por mucho tiempo". Según el número de octubre de la revista mensual católica 30 Giorni (30 Días), estas fueron las palabras premonitorias del arzobispo de Guadalajara (México), cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo, a un sa cerdote amigo pocos días antes de morir asesinado por 14 disparos de metralleta en el aeropuerto de esa ciudad, el pasado 24 de mayo.
Esa edición, dirigida por primera vez por el ex jefe de gobierno italiano Giulio Andreotti, sostiene que el asesinato del arzobispo Posadas Ocampofue un homicidio político bien organi zado, y asegura que no se trató de un error cometido por bandas de narcotraficantes, como afirmaron las autoridades de Policía, el Gobierno de México y el mismo Vaticano.
La revista realizó un amplio reportaje con entrevistas y testimonios inéditos de personas que colaboraban con el purpurado y que no fueron escuchadas por las autoridades mexicanas.
Esas personas sostienen que se trató de un homicido premeditado, o, mejor, de un verdadero atentado.
Para la revista, con ese asesinato la vieja clase dirigente mexicana quiso enviar un mensaje para intimidar al presidente Carlos Salinas de Gortari en contra de su política de apertura hacia la Iglesia Católica. Precisamente el arzo bispo era el símbolo del nuevo acuerdo, entre Estado e Iglesia, alguien que, según el sacerdote italiano Giorgio Masi, "podría haber llegado a ser el primer Papa de América Latina".
Según la publicación, es un hecho que "el reconocimiento de la personerna jurídica de la Iglesia y la reanudación de las relaciones diplomáticas con la Santa Sede molestaron a al gunos". Entre las personas entrevistadas están la religiosa Felicia Sánchez, asistente del Cardenal; el padre Rami ro Vásquez, secretario privado de Posadas Ocampo, y el doctor Alfredo Sandoval, médico personal, quien examinó el cuerpo del prelado tan pronto llegó a la Cruz Roja de Guadalajara, ya que estaba de turno en ese centro asistencial. "Le dispararon a menos de 30 centímetros de distancia. Uno de los dis paros venia de arriba hacia abajo, lo que se llama un tiro de gracia para rematarlo. Era una persona importante, conocida, pública. Imposible equivocarse así. Creo que habia sectores políticos que deseaban su desaparicion", dijo Sandoval.
Según personas muy cercanas al religioso, este era seguido continuamente, su teléfono estaba interceptado y, pocos días antes de su asesinato,personas desconocidas entraron se cretamente y registraron su residencia. La explicación oficial del Gobierno mexicano sobre el homicidio, otorgada a su debido tiempo y acogida por la Santa Sede, fue la de que una banda de narcotraficantes, los hermanos Arellano, confundió al Cardenal con el llamado "El Chopo" Guzmán, jefe de una banda rival. Dicha tesis produjo mucha sorpresa porque, entre otras, los dos resultan físicamente muy distintos.
Para 30 Giorni el dato fundamental que demuestra que se trató de un atentado, y que desmiente la versión oficial, esta relacionado con la salida del Cardenal a recibir al Nuncio Apostó1ico de México al aeropuerto. Según la revista, era falso que el prelado hubiera decidido ir a última hora al aeropuerto, pues se sabía con más de seis días de anticipa ción de las actividades del prelado para ese martes, incluido el recibimiento al Nuncio Papal ese martes, lo que sirvió para planear su muerte.
Otros misterios rodean el asesinato delarzobispo. Por ejem plo, los dos "sicarios", acusados del homicidio, murieron en cir cunstancias poco claras: uno, en la carcel, por un bocado de comida, según la versión oficial. El otro, en un enfrenta miento con la policía. Así, pues, las circunstancias de ambas muertes sugieren que alguien estaría interesado en correr sobre el crimen un telón de misterio.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.