Jueves, 18 de septiembre de 2014

| 2013/05/04 00:00

Qué hacer cuando alguien "regresa de la muerte"

Hace once años Brenda Heist desapareció. La policia la declaró muerta pero acaba de regresar.

Heist explicó a las autoridades que durante años durmió en la calle y que se alimentaba de lo que encontraba en la basura. Foto: BBCMundo.com
;
BBC

Brenda Heist despareció sin dejar rastro hace 11 años en el condado de Lancaster, en Pensilvania, y acabó siendo declarada muerta por las autoridades. Ahora, acaba de reaparecer en Florida, Estados Unidos, donde ha estado, según su testimonio, viviendo con un grupo de indigentes. ¿Qué sucede cuando alguien "regresa de la muerte" de esta manera?

Una mañana de 2002, Heist sacó la cena del congelador, planchó algo de ropa y llevó a la escuela a sus dos hijos, una niña de 8 años y un niño de 12. 


Después desapareció, tras conocer a un grupo de personas sin hogar que estaban viajando hacia Florida.


En ese momento se estaba divorciando de su marido de forma amistosa y acababa de saber que le habían denegado una ayuda pública para vivienda.


Tras años de pesquisas para hallar su paradero, el marido de Brenda, Lee Heist, pidió a un tribunal que la declarara oficialmente muerta. 
Pero la mujer, que ahora tiene 54 años, acaba de reaparecer en los cayos de Florida. ¿Qué sucederá ahora?

Procedimiento judicial


Para que alguien sea declarado muerto en ausencia, esa persona deber haber abandonado su vida y sus responsabilidades durante un largo periodo de tiempo. 


Normalmente se emite un certificado de defunción cuando un médico verifica que una persona ha fallecido, pero cuando no hay cuerpo, los requerimientos son más estrictos.


"Sólo están legalmente muertos cuando así lo declara un tribunal. Debe haber un procedimiento judicial", explica Patti Spencer, una abogada de Lancaster.


En algunos casos, los solicitantes deben presentar una declaración jurada y pruebas que demuestren que esa persona no puede ser localizada. 


En otros casos, el paso del tiempo es prueba suficiente.


"Puede hacerse en cualquier momento, pero si están ausentes durante siete años, se presume que han fallecido", señala Spencer.


Según explica la experta, estos casos son tratados por cortes estatales, por lo que los requisitos pueden variar de un estado a otro. En Pensilvania se requiere un periodo de tiempo de siete años para declarar legalmente a alguien muerto en ausencia, aunque en otros estados es de cinco.


Ahora la mayoría de los estados cuentan con la llamada cláusula de desastres, instituida tras los ataques de septiembre de 2001 en Nueva York, que permite emitir certificados de defunción inmediatamente después de una catástrofe para no hacer esperar años a los familiares de fallecidos cuyos cuerpos no han sido hallados.


Sospechoso de asesinato


Brenda Heist, quien explicó a las autoridades que durante años durmió en la calle y que se alimentaba de lo que encontraba en la basura, estuvo desaparecida durante más tiempo del requerido por la ley cuando su marido pidió a las autoridades que la declararan muerta.
Cuando su esposa desapareció, Lee Heist fue investigado como sospechoso de asesinato, aunque luego fue exonerado.


La declaración oficial de la muerte de su mujer le permitió volver a casarse sin que su divorcio hubiera finalizado.

También cobró el seguro de vida de su esposa.

Si bien obtener el certificado de defunción de alguien desaparecido puede llevar varios años, la anulación de este documento es bastante más sencilla ya que tan sólo se requiere que la persona en cuestión acuda a un tribunal.

"Tan sólo se ha de anular el certificado", explica el profesor Lee-ford Tritt, de la Universidad de Florida.
Según Tritt, en el caso de Heist no habrá problema.


Pero invalidar un certificado de defunción no deshará todas las acciones que se tomaron tras la declaración de fallecimiento en ausencia de una persona.


Según Patti Spencer, la ley de Pensilvania recoge varios supuestos para el caso de que la persona declarada muerta reaparezca.


Reaparición

Para empezar, cuando una persona es declarada muerta en ausencia, sus bienes se distribuyen entre sus herederos.

Pero en el caso de Pensilvania, estos deben suscribir una garantía de reembolso antes de recibir las propiedades.

"Si alguien reaparece, como en el caso de esta pobre mujer, y otra persona tiene sus propiedades, tiene que devolverlas, y si no puede, entonces deberá hacerlo la compañía que emitió la garantía", explica Spencer.

Pero eso sólo cubre los bienes hereditarios y no se aplica a los pagos que se puedan haber realizado por un seguro de vida.

Ahora que resulta que Breda Heist no está muerta, la compañía aseguradora querrá que se le devuelva el dinero.

"Probablemente la van a demandar, pero es una sin techo y no tiene ningún dinero", señala Lee-ford Tritt.

Según el experto, el marido puede ser considerado responsable por "enriquecimiento injusto" y se le pude obligar a devolver el dinero.

Luego está el problema del marido que se vuelve a casar. La mayoría de las legislaciones estatales consideran que los matrimonios finalizan una vez la persona es declarada muerta.

Pero la reaparición de un cónyuge desaparecido no supone el fin de los nuevos matrimonios que haya podido celebrarse.

Tritt duda que Brenda Heist enfrente algún problema legal por su desaparición.

"Mientras no se pretenda defraudar a alguien o se saque algún provecho, no debe suceder nada", asegura Frank Ahearn, consultor de privacidad de Nueva York y autor del libro "Cómo desaparecer".

Pero eso no quiere decir que Heist no vaya a tener que pagar un precio por su desaparición.
Consecuencias

"Cuando alguien me contacta y me dice que quiere desaparecer, le digo que no que no queme puentes, ya que algún día puede querer volver", explica Ahearn.

En el caso de Heist, su marido y sus dos hijos mantuvieron durante un tiempo la esperanza de que volviera y, una vez fue declarada muerta, tuvieron que llorarla. Ese daño es difícil que desaparezca.

La hija de Heist, que ahora tienen 19 años y estudia en la universidad, ha dicho que no tiene intención de reiniciar la relación con su madre.

Su exmarido, que tuvo que sufrir las sospechas de sus vecinos cuando Heist desapareció, todavía está haciéndose a la idea de su regreso.

"Es un golpe duro cuando piensas que tu madre está muerta. Además su marido fue sospechoso", comenta Frank Ahearn.

"La vida era difícil y decidiste desaparecer y ¿ahora estás de vuelta? No es tan fácil reintegrarse", señala Ahearn.

Puede que Brenda Heist haya vuelto de la "muerte", pero sus 11 años desaparecida tendrán sus consecuencias.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×