Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/29/2016 8:12:00 PM

“Sólo quiero morir”, dice un hombre que tendría 145 años

El hombre, que vive en Sragen, nació el 31 de diciembre de 1870, según su documento de identificación.

Mbah Gotho, un indonesio que asegura tener 145 años de edad, dice que sólo quiere morir. El hombre, que vive en Sragen, nació el 31 de diciembre de 1870, según su documento de identificación, y los oficiales locales han confirmado que el documento es genuino.

"Lo que quiero es morir. Mis nietos son todos independientes", dijo a los medios locales esta semana Mbah Gotho, quien ha sobrevivido a varias generaciones: Sus diez hermanos están muertos, sus cuatro esposas, e incluso sus hijos. Sus únicos parientes cercanos son los nietos, bisnietos y tataranietos.

Uno de los nietos de Mbah Gotho dijo que su abuelo ha estado preparando para su muerte desde que tenía 122. Ya tiene listo un sitio para su entierro cerca de las tumbas de sus hijos, la lápida y hasta el ataúd.

Mientras espera su muerte, Mbah Gotho pasa la mayor parte de su tiempo sentado oyendo la radio. No ve televisión porque su vista está muy deteriorada. Este hombre dice que el secreto de su longevidad es la "paciencia”.

De comprobarse por una organización internacional que Mbah tiene 145 años, se convertiría en el hombre más viejo del mundo, después de la francesa Jeanne Calment, que vivió en Arles y murió en 1997 a la edad de 122.

Otras personas que tienen registros que no se pueden verificar de una gran longevidad son el nigeriano James Olofintuyi, de 171 años, y el etíope Dhaqabo Ebba, de 163.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1825

PORTADA

Venezuela: la calle contra el dictador

Un trino de Santos indigna a Maduro y él amenaza con revelar los secretos del proceso de paz. Invocar el anti-colombianismo no cambia el hecho de que la crisis venezolana está llegando a un punto de inflexión.