Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 1988/01/11 00:00

¡QUIETO, GRINGO!

El hombre más buscado de Filipinas fue capturado debajo de una cama

¡QUIETO, GRINGO!

En un país donde hay tanto gringo, capturar a éste fue especialmente difícil. sin embargo, en una prueba más de que aún en Filipinas la justicia cojea pero llega, la semana pasada se vio cómo uno de los hombres más buscados del país, el coronel Gregorio "Gringo" Honasan, caía por fin detenido.

La captura del oficial era una cuestión de orgullo para el gobierno de la presidenta Corazón Aquino. Honasan, de 38 años, fue el principal instigador del intento de golpe de estado del pasado 28 de agosto cuando tropas rebeldes estuvieron a punto de apoderarse del palacio de Malancañang, residencia del jefe del Estado.
En ese entonces unas 50 personas murieron en la revuelta y a pesar de que fue acorralado en una guarnición en Manila, el coronel rebelde pudo escapar.

A partir de ese momento, el gringo se convirtió en un héroe local para mucha gente. Dotado de un inmenso prestigio entre sus tropas, el líder golpista se dedicó a ganarse el favor de la población, dando entrevistas clandestinas a cuanto medio de comunicación se lo solicitaba. En ellas, Honasan insistía en las justificaciones que tuvo para intentar el golpe de estado y renovaba sus ataques contra el gobierno. En particular, puso el dedo en la llaga al hablar de la inmensa corrupción que todavía existe en el país y del papel "oscuro" de varios de los parientes de Cory en el asunto de tráfico de influencias y negocios por debajo de cuerda.

Semejante crítico no podía ser dejado en libertad por el gobierno. De hecho, llegó un momento en el cual el gringo dio la impresión de moverste tranquilamente por Manila y ser un ciudadano más. Gracias a una serie de casas "seguras", el coronel podía cambiar continuamente de residencia sin ser molestado.

La suerte, no obstante, se le acabó el miércoles pasado cuando unos 50 soldados lo encontraron en una residencia ubicada en el distrito de Pasig de la capital filipina. En ese momento, el líder rebelde estaba acompañado de 4 de sus oficiales y de 2 periodistas, entre ellos un norteamericano que le iba a hacer una entrevista. Tomado por sorpresa, Honasan no opuso resistencia y, según las palabras de la muchacha del servicio fue capturado escondido debajo de una cama.

El arresto del militar rebelde volvió a poner sobre el papel el rol del ex ministro de Defensa, Juan Ponce Enrile, convertido hoy en día en la primera figura de la oposición, Enrile, con quien Honasan hapía trabajado desde hace tiempo, es sospechoso de haber fomentado la conspiración y de darle su apoyo en todo momento. Esa impresión fue alimentada por el hecho de que el gringo fue detenido en la casa de un ex asistente del antiguo ministro de Defensa.

Sea como sea, lo cierto es que la captura del coronel rebelde le devolvió la sonrisa en el rostro a Cory Aquino. La demora en la detención había causado mucha preocupación en el gobierno porque esta semana se debe escenificar en Manila una de las reuniones de la ASEAN, la organización asiática que incluye también a Malasia, Indonesia, Brunei, Tailandia y Singapur. Por lo tanto, con la llegada de los 5 jefes de Estado, había temor de que Honasan intentara algún tipo de acto terrorista para acaparar la atención internacional.

Sin embargo, si ese peligro está por ahora superado, queda todavía por verse si Corazón Aquino puede mantenerse al fente del gobierno. Los problemas económicos de Filipinas unidos a los ataques guerrilleros del New Peoples Army, el grupo rebelde más importante del país, le han colocado un gran signo de interrogación al futuro de la viuda del senador Benigno Aquino. Aunque con la captura de Honasan, Cory puede tener seguro su sitio por unos meses más, las probabilidades son altas de que los militares vuelvan a intentar tomarse el poder.

En cuanto al gringo, habrá que esperar qué dice la corte marcial encargada de juzgarlo. Independientemente de su arresto, el coronel continúa siendo una figura popular dentro y fuera de las Fuerzas Armadas y con su edad lo más probable es que, independientemente de la sentencia, vuelva a aparecer en al vida política de Filipinas dentro de un tiempo. Falta por saberse cómo va a ser esa resurección porque tal como se ven las cosas, este gringo se muestra más inclinado a usar las razones de fuerza que las políticas. --

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.