Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/19/2012 12:00:00 AM

Rajoy advierte de que la crisis económica en España no ha tocado fondo

El jefe del Ejecutivo español, que este sábado fue reelegido como presidente de su partido, garantizó que el Gobierno hará lo que sea preciso con justicia, pero también "sin vacilaciones y sin perder un minuto".

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, advirtió el domingo que la crisis económica en España no ha tocado fondo y que "los problemas son extremadamente graves y las medidas no serán agradables".

Rajoy se refirió a la actual situación económica de España en su discurso de clausura del XVIII Congreso del Partido Popular (PP), que ha tenido lugar este fin de semana en la ciudad de Sevilla (sur).

Ahora todos los esfuerzos se están dedicando, dijo, a "lo mas urgente y lo más desagradable: poner barreras a la destrucción", porque para reiniciar el ascenso hay que frenar la caída.

"¡Ojalá nuestra situación económica hubiera tocado fondo! No es así", lamentó.

Rajoy advirtió de que "exige más sacrificios frenar el deterioro que construir" e insistió en que la tarea no será fácil, "y no lo será en bastante tiempo".

El presidente del Gobierno español se comprometió a trabajar en tres frentes: frenar la caída, iniciar la recuperación y preparar el futuro del país.

El presidente del Gobierno español defendió la reforma laboral aprobada por su Ejecutivo frente a las manifestaciones de protesta que hoy se están desarrollando en toda España y, aunque expresó su respeto por ellas, aseguró que la reforma es "justa, buena y necesaria".

A su juicio, la norma aprobada sitúa al país al mismo nivel que los más avanzados de la UE, moderniza una legislación de treinta años y "acaba con las injusticias y con las discriminaciones del mercado de trabajo".
 
Protestas en curso
 
Convocados por los dos principales sindicatos españoles, CCOO y UGT, ciudadanos de toda España comenzaron a salir hoy a las calles para protestar por la reforma laboral aprobada por el Gobierno que, entre otras cosas, abarata y facilita los despidos.

En Madrid, donde se espera una alta participación, los secretarios generales de ambos sindicatos, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez, subrayaron antes del inicio de las movilizaciones que con éstas no se pretende buscar la confrontación, sino corregir el contenido de la reforma.

Las movilizaciones de hoy, convocadas en 57 ciudades españolas, están respaldadas, además de por los sindicatos, por el Partido Socialista Obrero Español (PSOE), el principal en la oposición, e Izquierda Unida (IU).

La portavoz parlamentaria socialista, Soraya Rodríguez, explicó antes de la marcha que su partido apoya las manifestaciones "porque está al lado de los ciudadanos y contra la reforma laboral", de la que dijo que se ha hecho pensando sólo en los empresarios.

La reforma laboral aprobada por el Gobierno de España reduce la indemnización para trabajadores fijos que sean despedidos de forma improcedente desde los actuales 45 días por año trabajados a sólo 33, con un máximo de 24 mensualidades, en lugar de las 42 de ahora.

Sin embargo, la mayor preocupación de los sindicatos y la oposición es que se generaliza la indemnización de 20 días por año trabajado para el despido objetivo, de manera que la disminución persistente de ingresos "durante tres trimestres consecutivos" será motivo suficiente para recurrir al despido.

La vicepresidenta del Gobierno español, Soraya Sáenz de Santamaría, aseguró hoy, durante el congreso que celebra en Sevilla (sur) el gobernante Partido Popular, que el Ejecutivo respeta las protestas, pero defendió la puesta en marcha de las reformas para "crear empleo y que haya crecimiento económico".
 
EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.