Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/5/1993 12:00:00 AM

Ramón Jota al poder

Es nombrado presidente interino de Venezuela Ramón J. Velásquez, un gran y viejo amigo de Colombia.

ABOGADO, PERIODISTA, PRESO DE LA DICTAdura de Pérez Jiménez, historiador, ministro de Estado, senador durante muchos años, hombre de frontera y buen amigo de Colombia, Ramón J. Velásquez solía decir que ya lo había visto todo en sus 77 años de existencia. No se imaginaba que a estas alturas de su vida se convertiría en Presidente de Venezuela, en lo que podría ser la coronación de una trayectoria que es considerada por todo el mundo en el vecino país como "sin mácula".
El nombre de Velásquez comenzó a barajarse para la interinidad desde que se hizo inevitable la suspensión del titular Carlos Andrés Pérez, acusado por su presunta participación en un peculado. Ramón Jota, como se le conoce en Venezuela, había dirigido el Consejo Consultivo formado por Pérez después de la intentona golpista que el 4 de febrero de 1992 inició el actual período de inestabilidad. Su trabajo en ese organismo le confirmó como el gran conciliador, o como suelen definirle en Caracas, el "hombre del equilibrio".
En el Consejo Consultivo, integrado por personalidades de todas las tendencias pero con un perfil más académico que político, Velásquez se reunió con todos los sectores del país, gremios industriales y comerciales, medios de comunicación, directivas políticas y sindicales, y produjo un voluminoso documento de "recomendaciones" que en ocasiones parecían contradictorias pero que dejaron satisfecho a todo el mundo y lograron aplacar la efervescencia política del momento, si bien quedaron sepultados bajo la inaccioón del Congreso.
Por eso no resulta extraño que Velásquez haya anunciado la creación de cuatro consejos de esa naturaleza, en los que participarán también los sectores más disímiles. El presidente interino advirtió que lo hacía "porque no soy un sabelotodo y pediré sugerencias a todos los venezolanos " Pero con sólo ocho meses de período presidencial, la conformación de esos consejos podría justificarse no sólo por que de ellos salgan decisiones concretas, sino por la necesidad de que todo el mundo se sienta participando en el proceso, en espera de que las elecciones, que crean consenso por definición, reparen los daños sufridos por la democracia.
Velásquez tendrá a su favor la casi segura expedición de una "Ley habilitante" que le dará facultades para poner en práctica proyectos congelados por el Congreso desde cuando la falta de piso político de Pérez convirtioó a la tardanza legislativa en un arma contra el presidente. Entre ellos estan un régimen de impuesto a las ventas, las reglas del proceso de privatización, el endeudamiento público de este año y la reforma del sistema financiero. La urgencia es evidente si se tiene en cuenta que Venezuela enfrenta un déficit fiscal de tres mil millones de dólares, y los intereses están cerca al 80 por ciento.
El aspecto que produce mayor expectativa es el viraje que Velásquez le dará al manejo económico. Se da como un hecho que el presidente interino hara mayor énfasis en el aspecto social, no solamente porque Velásquez no es un "neoliberal", sino porque ese aspecto resulta crucial para recuperar la estabilidad de las instituciones. Pero tampoco podrá dar una imagen de inestabilidad (necesaria de cara al exterior) ni deshacer lo hecho por Pérez, quien sacrificó su presidencia por unas medidas macroeconómicas de gran impopularidad (hoy el 39 por ciento de los venezolanos, acostumbrados al paternalismo petrolero, viven en la pobreza) pero también de gran eficacia (la economía venezolana creció en un promedio del ocho por ciento en los últimos dos años).
En cuanto a Colombia, Velásquez declaró que durante su estada en el Palacio de Miraflores no se avanzará en cuanto al diferendo limítrofe. Tampoco se espera que su gobierno modifique sustancialmente la apertura comercial de las fronteras. Ello no solo porque es nacido en el Táchira sino porque es un convencido de las bondades de la integración (fue el presidente de la Comisión de Asuntos Fronterizos nombrada por CAP en 1989).
Velásquez, un senador de Acción Democrática pero de rabiosa independencia, no fue escogido para la presidencia porque tuviera muchos amigos, sino porque resultó ser el único nombre que no produjo ningún rechazo. Eso podría subsanar el problema de legitimidad que supone el haber sido escogido por los "cogollos" (cúpulas) de un órgano tan desprestigiado como el Congreso.
Que un hombre de 77 años sea la única solución a la crisis, indica hasta qué punto ha faltado renovación en la clase política venezolana. La edad avanzada de Velásquez plantea interrogantes, pues no se espera que pueda desplegar la vitalidad de Carlos Andrés Pérez, pero su honradez a toda prueba y su extraordinaria cultura compensan ampliamente esas dudas.
TITIRITEROS Y MILITARES
LOS MOTIVOS reales del "fujimorazo" guatemalteco del ex presidente Jorge Serrano El+as tal vez no se sepan nunca. Pero los de su caída se cifran en el sorpresivo rechazo de la población civil. En medio de un caos institucional en el que el vacío de poder era la norma, lo único que parecía claro es que detrás de todo estaban los militares, encabezados por el ministro de Defensa Domingo García Samayoa. No puede explicarse de otra forma que los generales hayan rechazado durante una semana el fallo de la Corte Constitucional sobre las acciones ilegales de Serrano .Al cierre de esta edición, el vicepresidente Gustavo Espina reclamaba la presidencia, presumiblemente por órdenes castrenses.
Ahora los guatemaltecos se enfrentan a la realidad de un golpe militar con ropaje civil, y así lo ha declarado la premio Nobel Rigoberta Menchu. Pero los grupos de empresarios que dirigieron la resistencia -temerosos de las sanciones internacionales- se apoyaron en indígenas, sindicalistas, universitarios y periodistas. Ese es un punto importante, pues en medio del caos al menos demuestra que la base democrática se ha ampliado en Guatemala.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.