Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2008/12/10 00:00

Reino Unido: suicidio asistido en televisión

Reino Unido: suicidio asistido en televisión
;
BBC

Un canal de televisión británico emitirá este miércoles un polémico documental en el que un enfermo terminal recibe asistencia para acabar con su propia vida en una clínica de Suiza.

Las organizaciones contrarias al suicidio asistido dijeron que el documental podría animar a otras personas a realizar las mismas acciones. Pero en el reportaje, tanto el enfermo como su familia defienden su derecho a decir cuándo y dónde morir.

Tras la polémica surgida en el Reino Unido cuando se anunció la emisión del programa, la mujer del fallecido, dijo en una entrevista con el diario británico The Independent que cree el documental ayudará a la gente a "afrontar sus miedos" sobre la muerte.

Craig Ewert, de 59 años, murió en septiembre de 2006 después de ingerir una mezcla sedantes y de apagar el ventilador con la boca en la clínica suiza Dignitas, especializada en el suicidio asistido.

Ewert permitió que su muerte fuera filmada para el documental "¿Derecho a morir?" realizado por el ganador de un Oscar John Zaritsky. Los responsables de la cadena Sky, que emitirá el documental, señalaron que en éste se presenta "una mirada coherente y respetuosa sobre las decisiones que algunas personas deben tomar".

Ewert, ex profesor universitario de nacionalidad estadounidense y residente en el Reino Unido, sufría una enfermedad de la neurona motora.

Sufrimiento y muerte

El enfermo afirma en el documental que sus opciones son "la muerte o el sufrimiento y la muerte". "Me gustaría continuar, pero lo cierto es que no puedo", dice Ewert en un momento del programa.

"Cuando uno está completamente paralizado, no puede hablar, caminar o mover los ojos, ¿Cómo puedes hacer saber que estás sufriendo?".

En una carta que Ewert escribió a su familia y que aparece en el documental, el enfermo afirma que espera que su muerte no sea un motivo de sufrimiento para su esposa, con la que ha convivido durante 37 años.

La esposa de Ewert le dijo al diario The Independent que para su marido "permitir que las cámaras filmaran sus últimos momentos de vida en Zurich tenia que ver con enfrentar el final de manera honesta".

"No es una película sobre él. A él no le importaba mostrarlo porque cuando la muerte es oculta y privada, la gente no enfrenta sus miedos. (...) No reconocen que va a pasar, no se ven reflejados en ello, no quieren enfrentarse a ello. Ese es el tabú".

Los oponentes al suicidio asistido afirman que hay gente que al ver el documental podría verse forzada a quitarse la vida al pensar que se están convirtiendo en un estorbo para los que los rodean.

Según el corresponsal de la BBC, Rob Norris, el suicidio asistido es ilegal en todo el mundo, excepto en Suiza, Bélgica, Holanda y Oregón, en Estados Unidos.
Precisamente este martes las autoridades británicas anunciaron que no llevarán ante los tribunales a los padres de un joven jugador de rugby que quedó paralizado en un entrenamiento por acompañarle a acabar con su vida a la misma clínica suiza, informa Norris.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.