Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/4/2017 12:00:00 AM

Purga mediática

Relaciones de Alemania y Turquía en punto crítico por detención de periodista Deniz Yücel, corresponsal del diario alemán Die Welt

Las relaciones entre Alemania y Turquía están en un punto crítico después de que el régimen de Recep Tayyip Erdogan encarceló al periodista turco-alemán Deniz Yücel, corresponsal del diario alemán Die Welt. Las autoridades turcas arrestaron al reportero por utilizar información que el colectivo de hackers RedHack obtuvo del correo electrónico de Berat Albayrak, ministro de Energía y yerno del presidente. Con ello, un juez acusó a Yücel de difundir propaganda terrorista e incitar a la violencia, y lo cuestionó por una entrevista que le hizo a Cemil Bayik, líder del Partido Kurdo de los Trabajadores (PKK). De ser condenado, el periodista enfrentaría entre 10 y 12 años de prisión, por lo que el ministro de Relaciones Exteriores alemán, Sigmar Gabriel, afirmó que su caso “refleja las diferencias que nuestros países tienen en cuanto a la ley y la libertad de expresión”. Si bien la canciller Angela Merkel convocó al embajador turco al Reichstag, el margen de acción legal de Alemania es reducido. Mientras en Alemania surgían manifestaciones de respaldo al periodista (foto), Reporteros sin Fronteras hizo un llamado a la comunidad internacional ante la precaria situación de la libertad de prensa en Turquía, en donde el régimen ya encarceló a 81 periodistas. En efecto, expertos señalan que Erdogan usa la paranoia por el intento de golpe de Estado del año pasado para justificar las medidas represivas contra quienes critican su gobierno.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.