Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2010/01/28 00:00

Rescatan a una joven 15 días después del terremoto

Un equipo de rescate concretó un nuevo "milagro" en Puerto Príncipe, al rescatar con vida a una joven de 16 años de entre los escombros del terremoto de hace dos semanas (video).

Darlene Etienne, de 16 años, permaneció 15 días bajo los escombros tras el terremoto de Haití. Foto: AP

El rescate el miércoles de la adolescente Darlene Etienne de una casa derrumbada cerca de la Universidad St. Gerard, quince días después del terremoto que dejó unos 200.000 muertos, fue el primero desde el sábado, cuando los rescatistas franceses extrajeron a un hombre de entre las ruinas del almacén de un hotel.
 
Los protagonistas en el esfuerzo de ayuda a las víctimas del sismo decidieron coordinar mejor su trabajo, dividiendo la ciudad para hacer más eficiente la distribución de alimentos.
 
Dicha distribución se había visto afectada por una escasa coordinación, un reparto desparejo y colas de gente necesitada desesperada en la que a menudo hombres jóvenes apartaban a empellones a los débiles y las mujeres para arrebatarles sus alimentos.
 
"Esto debe hacerse de manera sistemática y no al azar", dijo el miércoles el Dr. Eddy Delalue, que dirige el grupo haitiano de ayuda Operación Esperanza, sobre el programa de alimentos de emergencia. "Es la supervivencia de los más aptos: los más fuertes los consiguen".
 
 
 
Un hombre rescatado el martes de un comercio céntrico dijo que quedó atrapado durante un remezón y no durante el sismo original del 12 de enero.
 
Las autoridades dicen que es inusual que alguien sobreviva más de 72 horas sin agua, y ni que decir más de dos semanas. Pero la joven rescatada por los franceses pudo haber tenido acceso al agua de un baño de la casa desplomada.
 
Su familia dijo que Etienne acababa de iniciar sus estudios en St. Gerard cuando se produjo el terremoto, atrapando a docenas de estudiantes y profesores entre los escombros de los edificios universitarios, hoteles y hogares cercanos. "Pensamos que había muerto", admitió su prima Jocelyn A. St. Jules.
 
Pero a más de dos semanas del sismo, los vecinos oyeron una voz débil que salía de los restos de una casa privada cerca de la destruida universidad. Llamaron a las autoridades, que trajeron al equipo francés de rescate.
 
Uno de los rescatistas, Claude Fuilla, se trepó al techo peligrosamente hundido y oyó la voz. Después de despejar algunos de los escombros, comprobó que la joven se aferraba a la vida.
"No creo que hubiera sobrevivido siquiera unas horas más", dijo Fuilla.
 
Después de excavar un orificio suficientemente grande como para pasarle oxígeno y agua, le descubrieron un pulso débil. En 45 minutos lograron extraerla, cubierta de polvo. Un vecino supuso que fue rescatada del cuarto de baño, donde pudo haber tenido acceso al agua.
 
Estaba extremadamente debilitada y deshidratada, con presión sanguínea muy baja. Fue trasladada a un hospital de campaña militar francés, y desde allí al buque hospital francés Sirroco.
 
El embajador francés en Haití, Didier le Bret, elogió la "obstinación" del equipo rescatista francés. "No tenían que seguir trabajando porque, oficialmente, la fase de rescate se cerró", afirmó. "Pero sintieron que todavía había vidas que salvar, por lo que no dijimos que se fueran del país".
 
Por lo menos 135 personas sepultadas entre los escombros han sido rescatadas desde el sismo, en su mayoría poco después del temblor.
 
Un equipo israelí que concitó elogios internacionales por sus esfuerzos de rescate en Haití regresó el jueves a su país con un niño de 5 años que necesita una operación cardíaca urgente.
 
Asimismo el jueves, el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas aprobó una resolución que manifiesta preocupación sobre abusos tras el sismo y exhorta al gobierno y a grupos de ayuda a proteger a los niños de la violencia y la explotación.
 
AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.