Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2015/08/31 16:15

Retórica antiinmigrante de Trump infecta a otros candidatos, dicen analistas

La popularidad de Trump en las encuestas ha puesto nerviosos a los otros candidatos republicanos que creen que deben posicionarse de manera más radical en temas migratorios para poder ganar las primarias.

Donald Trump Foto: AP
;
EFE

La retórica antiinmigrante del magnate Donald Trump ha infectado en los últimos meses el discurso de otros aspirantes a la Casa Blanca, lo que podría perjudicar al ganador de las primarias del Partido Republicano, que necesita el voto latino para alcanzar la Presidencia de EE.UU., según los analistas.

"Los candidatos republicanos se están poniendo nerviosos al ver la popularidad de Trump en las encuestas y creen que deben de posicionarse de una forma más conservadora en temas migratorios para poder ganar las primarias", explicó a Efe Gabriel Sánchez, doctor en Ciencias Políticas y profesor en la Universidad de Nuevo México.

El último capítulo de esta dureza contra los inmigrantes lo protagonizó este fin de semana el gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie, que prometió que, de llegar a la Casa Blanca, impulsará un sistema para rastrear a los inmigrantes indocumentados similar al que usa la compañía FedEx para sus paquetes y envíos.

Este mismo fin de semana, el precandidato republicano y gobernador de Wisconsin, Scott Walker, abogó por construir un muro tanto en la frontera sur entre EE.UU. y México -como propuso Trump-, como en la separación con Canadá para proteger a los estadounidenses de la inmigración ilegal y el terrorismo.

De esta forma, los republicanos tratan de apelar a los elementos más extremos de la base de su partido, que aplaude comentarios despectivos como los vertidos por Trump contra los llamados "bebés ancla", definidos como los que tienen las inmigrantes indocumentadas en suelo estadounidense, a los que el magnate quiere quitar la ciudadanía que reciben de forma automática al nacer.

Sin embargo, el director de Proyectos Latinoamericanos de la facultad de Gestión Política de la Universidad de George Washington, Roberto Izurieta, alertó de que alcanzar un 20 % de apoyo en las primarias republicanas implica que los candidatos solo recibieron el respaldo del 10 % del electorado.

"Es decir, están apostándole a la base a costa de perder espacio en el resto del electorado", destacó Izurieta en declaraciones a Efe.

"El dilema de los candidatos del Partido Republicano sigue siendo el mismo: ganar la base (y quizás las primarias), pero perder la elección general. Creo que esta retórica antiinmigrante y en realidad antihispana producirá un daño irreparable al Partido Republicano, que tomará algunos años para recomponerse", añadió.

Al apelar a la base más extremista del partido, los candidatos pierden de vista que el candidato republicano que quiera llegar a la Casa Blanca en 2016 necesitará copar el 47 % del voto latino, la estimación más alta de la historia, según una encuesta realizada por Latino Decisions para la organización America's Voice.

Este estudio, difundido en julio, tumba la idea de que el candidato republicano que quiera llegar a la Casa Blanca necesita solo el 40 % del voto hispano, idea predominante desde las elecciones de 2004, cuando George W. Bush consiguió la Presidencia con ese porcentaje de voto.

En realidad, según el estudio, los aspirantes republicanos necesitarán al menos el 47 % del voto hispano para no repetir la derrota de Mitt Romney, que en 2012 no logró convencer a la mayoría de los latinos, que pusieron en cabeza al actual presidente, Barack Obama, en estados clave como Colorado o Nevada.

Una vez acabadas las primarias, según Sánchez, el candidato republicano deberá o bien retirar sus comentarios antiinmigrantes o explicar cómo va a financiar la construcción de un gran muro en la frontera sur, idea lanzada por Trump y respaldada, entre otros, por el senador por Florida de origen cubano Marco Rubio.

"Rubio no creo que retire sus comentarios si llega a ser elegido candidato a la Presidencia. De alguna forma espera que, al tener orígenes hispanos eso le servirá para captar el voto latino, aunque nuestros datos muestran que eso no va a funcionar", aseguró Sánchez, uno de los autores de la encuesta de Latino Decisions.

Para acabar con el abrumador respaldo a Trump, favorito en las encuestas, el analista político y profesor de la Universidad de George Washington Michael Cornfield consideró necesario que otros candidatos pongan temas diferentes al migratorio sobre la mesa y reconquistar así el terreno que el magnate les está arrebatando.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.