Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/28/1988 12:00:00 AM

ROUND PARA DOLE

Dakota del Sur y Minnesota muestran que Bush aún no ha ganado la nominación republicana

Si las elecciones se pudieran medir en términos futbolísticos, habría que decir que al cabo de otra semana de juego, Bob Dole se anotó 2 clarísimos goles, pero que el resultado final de éste, todavía es difícil de preveer.
Esa impresión fue confirmada por los resultados de la semana pasada, en la cual se tuvieron elecciones primarias en Dakota del Sur y "caucuses" (convenciones estatales) en Minnesota. En el bando republicano, el senador Robert Dole se recuperó de la derrota sufrida en New Hampshire y en el demócrata hubo división de honores entre el líder temporal Michael Dukakis -quien venció en Minnesota- y su seguidor más inmediato, el congresista Richard Gephardt, quien se llevo el Palmaris en Dakota del Sur.
Los datos de ambos estados del midwest norteamericano volvieron a equilibrar la balanza entre los principales contendores. Al contrario de lo que se esperaba hace unos meses, ningún pre-candidato ha podido establecer una ventaja apreciable sobre sus demás seguidores. Desde ya se está hablando que sólo hasta la celebración de las convenciones de cada partido a mediados del año, se podrá saber con certeza el nombre del escogido.
En el intermedio, cada delegado cuenta. A sabiendas de que todo se puede acabar decidiendo por unos cuantos votos, los aspirantes están decididos a sumar partidarios poco a poco.
Es por esa razón que el triunfo de Dole fue importante. Gracias a sus victorias el senador de Kansas demostró que no está vencido por el vice presidente George Bush y que va a seguir dando la pelea. Al cabo de una corta celebración, Dole continuó su periplo por varios estados del sur del país, donde el 8 de marzo se celebrará el conocido "super martes", fecha en la cual se elegirán una tercera parte de los delegados a la convención.
En el bando demócrata, a su vez, las cosas continuaron tan fragmentadas como antes. Aparte de Dukakis y Gephardt, el líder negro Jesse Jack son sigue acumulando delegados y el sureño Albert Gore confía en el apoyo de sus coterráneos.
La proliferación de nombres y lo reñido de la carrera ha llevado a que, lamentablemente, ésta empiece a tener visos antipáticos. Los insultos velados o abiertos y las propagandas difamatorias se están generalizando.
Entre los republicanos, por ejemplo, se han creado dos ejes: Dole y Robertson contra Bush y Kemp. Ambos se acusan en voz alta y de manera agria. La semana pasada Robertson sugirió que el escándalo que envolvió al televangelista Jimmy Swaggart (quien reconoció haber estado con una prostituta) fue propiciado por la gente en la campaña de Bush. Ante esa acusación el vice presidente exigió públicamente que Robertson le pidiera excusas por calumnia.
El clima tenso también llegó a campo demócrata. Con el "super martes" a la vuelta de la esquina, los asesores de cada aspirante saben que la publicidad negativa deja dividendos y, ahora más que nunca, están convencidos de que el fin justifica los medios.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.